¿Qué pasa con los trabajadores de la empresas en concurso de acreedores?

Cuando una empresa se declara en concurso de acreedores, son muchas las partes que se ven afectadas. En muchas ocasiones, son los propios acreedores los que denuncian la situación de insolvencia de la empresa tras acumular impagos. Sin embargo, no podemos olvidar que, dentro de las responsabilidades de una sociedad está el pago a sus empleados.

Si la empresa en la que trabajas ha entrado en concurso y quieres saber si cobrarás los salarios que te deben, esta nueva entrada del blog te interesa.

 

¿Cómo saber si la empresa ha presentado concurso de acreedores?

 

El concurso de acreedores es un procedimiento judicial que se aplica cuando una empresa o empresario no puede hacer frente a sus deudas, declarando su insolvencia. Gracias al concurso, se garantiza que, entre otros, los trabajadores cobren los salarios pendientes.

 

Si tu empresa acumula impagos en los salarios de sus empleados, este puede ser un síntoma claro de que ha entrado o puede entrar en concurso de acreedores. Por lo que, ante estas circunstancias, haces bien en creer que efectivamente la empresa entró en concurso.

 

 

En caso de que ya exista auto de declaración de concurso, podrás salir fácilmente de dudas, consultando la página web del Boletín Oficial del Estado y en la web del Registro Público Concursal (www.publicidadconcursal.es).

Además, también puedes consultar las cuentas anuales de la empresa en el Registro Mercantil, donde queda reflejada una situación de concurso de acreedores. En caso de personas físicas, en el Registro Civil puedes conocer si entraron en concurso.

 

Una vez se confirma la declaración de concurso, tu derecho como trabajador es reclamar el reintegro de los salarios impagados, presentando una demanda de reclamación de cantidad ante un Juzgado de lo Social.

 

Además, podrás solicitar la extinción de tu contrato cuando el retraso o impago de las nóminas se reitere.

 

¿Existe algún listado de empresas para ver empresas en quiebra o concurso?

 

Como comentamos en el punto anterior, efectivamente se puede consultar la situación financiera de una empresa fácilmente, a través del Registro Público Concursal (www.publicidadconcursal.es).

 

¿En un concurso de acreedores quién cobra primero?

 

Cuando una empresa o persona se declara en concurso, el procedimiento lleva consigo el nombramiento de administradores concursales que serán los primeros en recibir sus honorarios, tasados a partir de los porcentajes activos y pasivos de la sociedad en cuestión. Es decir, el deudor debe pagar con sus propios fondos a los administradores y, seguidamente, hará lo mismo en orden con acreedores, empleados, administraciones públicas, proveedores y socios.

 

Como verás, el cobro de los salarios no es tan rápido ni sencillo. Una situación de concurso de acreedores lleva consigo para la empresa, el cumplimiento de responsabilidades con muchas partes implicadas. Además, en muchas ocasiones, ya sea desde el inicio o tras haber iniciado el pago a administradores y acreedores, la empresa no cuenta con liquidez suficiente para pagar a sus empleados. En estas circunstancias, entra en juego el Fondo de Garantía Salarial, o más conocido como FOGASA. En el blog, tenemos un artículo en el que profundizamos en detalle sobre los beneficios de este fondo para trabajadores.

 

Si efectivamente, la empresa en concurso no puede hacer frente a los pagos, FOGASA asumirá su abono, con ciertos límites:

 

  • Para los salarios, se establece un límite de 20 días laborales impagados, que se multiplicarán al salario mínimo interprofesional (SMI), dando como resultado la cuantía total a percibir por el trabajador afectado.

 

  • Además, FOGASA, establece como límite máximo para indemnizaciones un año siempre que el salario diario (incluyendo pagas extras) no rebase el doble del SMI.

Si la empresa para la que trabajas ha entrado en concurso, es fundamental que te pongas en contacto lo antes posible con un abogado laboral experto, que te guiará y asesorará en todo el proceso, para que se respeten tus derechos como trabajador y recibas los salarios impagados.

El blog post ¿Qué pasa con los trabajadores de la empresas en concurso de acreedores? fue por primera vez visto en Luis

Advertisements

¿Cómo hacer la Declaración de la Renta 2017 ante la Agencia Tributaria (AEAT)

Con la primavera llega también la época de presentación de la Declaración de la Renta. Un proceso que para muchos suele ser un quebradero de cabeza. Si tienes dudas sobre si es obligatorio presentarla, cómo hacerla o qué información debes incluir, nuestros abogados expertos en hacer la declaración de la renta te traen este artículo es para ti.

 

¿Por qué la Declaración de la Renta de 2017 se hace en 2018?

La declaración de un ejercicio se tiene que hacer siempre al año siguiente para poder tener todos los datos completos. Desde el 4 de abril puedes hacer la Declaración de la Renta y, dependiendo del modelo a presentar, la ley establece un plazo concreto:

 

  • RENTA mod. 100: hasta el 30 de junio
  • SOCIEDADES mod. 200: hasta el 25 de julio
  • IVA mod. 390: hasta el 30 de enero
  • IRPF mod 190: hasta el 30 de enero
  • IRPF mod 180: hasta el 30 de enero

 

¿Me mandará la Agencia Tributaria un borrador si es la primera vez que hago la Declaración de la renta o tengo que pedirlo?

Para empezar, lo más conveniente es que cada persona solicite sus datos fiscales en Hacienda, algo que se puede obtener solicitando cita previa. No obstante, puedes descargar de forma sencilla tus datos fiscales a través de la Sede Electrónica de la Agencia Tributaria.

 

En cuanto a los borradores, en Garón Abogados no somos muy partidarios de solicitarlos y, mucho menos, de confirmarlos porque en más de una ocasión hemos visto algún error al hacer los cálculos, con los efectos negativos que eso conlleva.

 

Cuando hacemos este tipo de gestiones, nosotros nos encargamos de pedir los datos fiscales y únicamente necesitamos que nuestro cliente nos facilite una copia de su DNI, su número de cuenta y, en caso de estar casado y tener hijos menores de 18 años, la copia del DNI de tu cónyuge e hijos.

 

¿Cómo saber si hay obligación de hacer la declaración de la renta?

 

Como norma general, toda persona cuyos ingresos superen los 22.000 euros de un solo pagador, tiene que presentar la renta. Sin embargo, aunque esto deja exentos de obligación a muchos contribuyentes, en muchos casos presentar la declaración puede ser favorable pues puede salir a devolver, en cuyo caso, siempre recomendaremos presentarla.

 

Por otro lado, fuera de esta norma general que comentamos, es importante hacer un repaso por aquellos contribuyentes que están obligados por ley a declarar su actividad:

 

  • Contribuyentes que hayan obtenido en el ejercicio rentas superiores a 22.000 euros anuales como consecuencia de rendimientos del trabajo. Este importe incluye además las procedentes de pensiones y anualidades por alimentos no exentas, entre otros. Este límite se verá reducido a 12.000 euros cuando las rentas procedan de más de un pagador y la suma de las cantidades percibidas del segundo y restantes pagadores, por orden de cuantía, superen en su conjunto la cantidad de 1.500 euros anuales.

 

  • Contribuyentes que, con independencia de la cuantía y naturaleza o fuente de las rentas obtenidas, tuvieran derecho a aplicar el régimen transitorio de la deducción por inversión en vivienda habitual, la deducción por doble imposición internacional, o bien hayan realizado aportaciones a patrimonios.

 

  • Contribuyentes que hayan obtenido rendimientos íntegros del capital mobiliario y ganancias patrimoniales, siempre que unos y otras hayan estado sometidos a retención o ingreso a cuenta y su cuantía global supere la cantidad de 1.600 euros anuales.

 

  • Contribuyentes que hayan obtenido rentas inmobiliarias imputadas, rendimientos íntegros del capital mobiliario no sujetos a retención derivados de Letras del Tesoro y subvenciones para la adquisición de la viviendas de protección oficial o de precio tasado, con el límite conjunto de 1.000 euros anuales.

 

  • Los contribuyentes que hayan obtenido durante el ejercicio exclusivamente rendimientos íntegros del trabajo, del capital (mobiliario o inmobiliario) o de actividades económicas, así como ganancias patrimoniales, sometidos o no a retención, por importe conjunto superior a 1.000 euros anuales y pérdidas patrimoniales de cuantía superior a 500 euros, en tributación individual o conjunta.

 

Todos estos supuestos pueden resultar confusos, además, cada caso es un mundo. Por eso, en Garón Abogados analizamos los datos fiscales de nuestros clientes para determinar si conviene o no presentar la Declaración de la Renta a la AEAT.

 

 

¿Qué debo incluir obligatoriamente en la declaración de la renta?

 

En la declaración deben incluirse todos los datos de los rendimientos que se hayan obtenido a lo largo del año anterior: rendimientos del trabajo, rendimientos del capital mobiliario e inmobiliario, rendimientos de actividades económicas, ganancias o pérdidas patrimoniales e imputaciones de renta.

 

Además, se pueden aplicar deducciones y reducciones por compra de viviendas, planes de pensiones, nacimiento de hijos, familias numerosas o gastos educativos.

 

 

¿Qué pasa si olvido incluir algo? ¿Puedo rectificar?

 

En caso de que sea necesario incluir algún elemento en la declaración, esta se puede modificar sin recargo ni sanción alguna hasta el último día del período voluntario de presentación de la misma, fijado en este año para el día 2 de julio de 2018.

 

Posteriormente, también podría modificarse la declaración, con los consiguientes recargos y sanciones por presentación fuera de plazo de la misma, que siempre serán inferiores en caso de hacerse voluntariamente por parte del contribuyente, sin requerimiento previo por parte de la Administración.

 

En caso de que la modificación sea a favor del contribuyente, también podrá solicitarse la correspondiente rectificación de la declaración durante los 4 años siguientes a contar desde el último día del plazo voluntario de presentación de la declaración, sin recargos ni sanciones en este caso.

¿Puedo hacer la declaración de la renta sol@ o necesito ayuda?

 

La declaración de Renta en sí es sencilla. Muchas veces y siempre que no haya conceptos poco claros para el contribuyente o disponga de tiempo, podrá realizarla sin problema alguno.

En cualquier caso, cuando existen rendimientos por actividades o ganancias patrimoniales por ventas de productos, la cosa se complica y lo normal es que el cliente no esté preparado para hacerlo.

No obstante, en ambos casos, siempre es recomendable acudir a los asesores especializados en estas cuestiones, que podrán aconsejarle mejor en la elaboración de la declaración, así como en lo relativo a planificación fiscal de cara a futuros años. Ellos son los que te ayudarán a decidir y a presentar toda la información que Hacienda necesita, mirando siempre por tus intereses como contribuyente.

 

 

Si me tienen que devolver de la renta, ¿cuánto tarda?

 

El plazo legal que tiene la Administración para efectuar la devolución finaliza el 31 de diciembre de 2018. Toda devolución de la renta efectuada a partir del 1 de enero de 2019, deberá ir acompañada de los correspondientes intereses de demora por los días transcurridos desde dicha fecha.

 

 

Recomendaciones a quienes hacen la declaración por primera vez

El no haber presentado declaración de RENTA antes, no significa nada. Primeramente debes acceder a la Sede Electrónica de la Agencia Tributaria para la consulta y descarga de tus datos fiscales, a partir de los cuales puede elaborarse la declaración modificando o añadiendo lo que sea necesario.

En cualquier caso, como mencionábamos anteriormente siempre es recomendable contar con los servicios de profesionales especializados en la materia. El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas es un impuesto relativamente complejo y muy desconocido a nivel general, por lo que siempre se pueden cometer errores en la elaboración del mismo, que pueden llevar a tributar de más o sufrir sanciones por parte de la Administración.

 

Contar con un profesional experto te dará plenas garantías de que la declaración va a estar bien hecha. No dudes en contactarnos, estaremos encantados de ayudarte

 

 

¿Cómo hacer la Declaración de la Renta 2017 ante la Agencia Tributaria (AEAT) Saber más en: https://garonabogados.es/

¿Cómo saber si uno de tus clientes ha entrado en concurso de acreedores y quién cobra primero?

Entrar en concurso de acreedores es temido tanto por la empresa insolvente como por sus clientes que, ante la acumulación de deudas, viven con preocupación la recuperación de lo que les corresponde.

Si uno de tus clientes no te paga y temes que haya entrado en concurso de acreedores, sigue leyendo porque en este artículo te contamos cómo conocer la situación real de tu deudor.

¿Cómo saber si una empresa ha presentado concurso de acreedores?

El concurso de acreedores es un procedimiento judicial que se aplica cuando una empresa o empresario no puede hacer frente a sus deudas, declarando su insolvencia. Gracias al concurso, se garantiza que los acreedores cobren las facturas pendientes.

Los problemas a la hora de cumplir con los pagos suelen ser un síntoma claro de que una empresa ha entrado o puede entrar en concurso de acreedores. Por lo que, si se dan casos de impagos, haces bien en creer que efectivamente tu cliente entró en concurso.

En caso de que ya exista auto de declaración de concurso, podrás salir fácilmente de dudas, consultando la página web del Boletín Oficial del Estado y en la web del Registro Público Concursal (www.publicidadconcursal.es).

Además, también puedes consultar las cuentas anuales de la empresa que debe dinero en el Registro Mercantil, donde queda reflejada una situación de concurso de acreedores. En caso de personas físicas, en el Registro Civil puedes conocer si entraron en concurso.

¿Existe algún listado de empresas para ver empresas en quiebra o concurso? Conoce el Registro Público Concursal.

Como comentamos en el punto anterior, efectivamente se puede consultar la situación financiera de una empresa fácilmente, a través del Registro Público Concursal (www.publicidadconcursal.es).

¿En un concurso de acreedores quién cobra primero?

Una vez ya sabes que tu cliente deudor está en concurso de acreedores, llega la consecuente siguiente pregunta: ¿quién cobra primero?

Cuando una empresa o persona se declara en concurso, el procedimiento lleva consigo el nombramiento de administradores concursales que serán los primeros en recibir sus honorarios, tasados a partir de los porcentajes activos y pasivos de la sociedad en cuestión. Es decir, el deudor debe pagar con sus propios fondos a los administradores y, seguidamente, hará lo mismo en orden con acreedores, empleados, administraciones públicas, proveedores y socios.

Aunque el concurso tiene como objetivo que los acreedores reciban lo adeudado, es importante que te pongas en contacto con un abogado mercantil experto que te guíe en todo el proceso, para garantizar que recibes lo que te corresponde por derecho.

¿Cómo saber si uno de tus clientes ha entrado en concurso de acreedores y quién cobra primero? Ver más en: Garón

¿Cuáles son los requisitos y la pena por delito de apropiación indebida de dinero?

La apropiación supone un acto por el cual se asume una cosa como propia, incluyéndola en el patrimonio personal. De esta acción, se deriva el término protagonista de este artículo: la apropiación indebida.

Así, ¿qué ocurre cuando se toma algo ajeno como propio? En este artículo, nuestros abogados penalistas responden a esta cuestión.

¿Qué es la apropiación indebida?

La apropiación indebida es una acción que supone la adquisición consciente de algo en perjuicio de otra persona.

Es un delito que, tras la modificación del Código Penal con la Ley Orgánica 1/2015, ha pasado a ser regulado de forma más específica en el nuevo artículo 253. Así, cometerían un delito de apropiación indebida:

La diferencia con otros delitos, como puede ser la estafa, radica en el hecho de que no hay engaño.

Los bienes o el dinero son confiados a un individuo de forma lícita, no existe trampa alguna.

El problema radica cuando la persona receptora asume dichos bienes como propios y no los devuelve al propietario, tal y como estaba pactado.

¿Existen requisitos para que se reconozca apropiación indebida?

Como suele ocurrir con cualquier asunto legal, para que se reconozca que existe un delito de apropiación indebida, deben darse una serie de requisitos.

Para poder acusar a un individuo de apropiación de dinero o bienes, debe de existir algún documento o título que pruebe:

  • A quién le corresponde su propiedad.
  • El acuerdo al que habían llegado para ceder de forma temporal dichos bienes.

Esto es así para poder demostrar que no existe delito de robo, pues el propietario había cedido los bienes, y también, para afirmar que en efecto los bienes habían sido cedidos, que no vendidos o regalados.

Se trata de probar que existió una transmisión de bienes en cuanto a la posesión, pero no en cuanto a la propiedad de estos. Y de que el infractor ha abusado de la confianza depositada, tomando como propio lo ajeno, dándole un uso distinto al que se le había otorgado previamente.

Es un delito en el que se asumen bienes de forma lícita, pero a los que se les da un uso y disposición ilegítima.

Así mismo, para que el delito sea reconocido, debe producirse un enriquecimiento del sujeto activo (infractor) y un empobrecimiento del sujeto pasivo (propietario legitimo). Unas circunstancias conocidas por el que se apropia de lo indebido con la intención de percibir algún tipo de beneficio o ventaja.

Existe jurisprudencia que ha venido considerando que en el caso de relaciones jurídicas complejas que se proyectan durante largo tiempo y en la que existe un confusionismo de diferentes compensaciones de deudas y créditos, no hay delito.

¿Cuáles son las penas por delito de apropiación indebida?

Como todo delito, conlleva una serie de penas. No obstante, estas varían en función del valor de lo tomado de forma ilícita, así como del tipo de apropiación indebida y su gravedad.

Con la modificación del Código Penal, se ha incorporado una novedad en las penas en aquellos delitos de apropiación indebida leve en los que el valor de lo adquirido sea inferior a 400 euros.

Así, cuando lo apropiado no exceda en valor a los 400 euros, será una pena de multa de entre 1 a 3 meses. No obstante, debes saber que en estos casos menores aunque no haya pena de prisión, sí afecta y crea antecedentes penales.

La excepción, únicamente la encontramos en el caso que acabamos de citar. Pues, cuando se trate de cuantías superiores o de acciones de gravedad mayor, las penas cambian.

Cuando la apropiación indebida supere los 400 euros, las penas podrán ser se entre 3 a 6 meses de multa.

La ley contempla que cuando se trate de bienes con cierto valor artístico, histórico, cultural o científico, las penas sean de prisión de entre 6 meses a 2 años.

Por último, el Código Penal reconoce una serie de circunstancias como modalidad agravada de apropiación indebida, cuyas penas serán de 1 a 6 años de prisión, con multa de 6 a 12 meses.

Los supuestos son:

  • Si afecta a bienes de primera necesidad o viviendas.
  • Si daña de forma considerable a la situación económica del afectado y/o a su familia.
  • Si el delito se lleva a cabo haciendo uso abusivo de las relaciones existentes con el perjudicado, aprovechándose de forma deliberada.
  • O si el valor de los bienes apropiados supera los 50.000€.

¿Cuál es la prescripción en el delito de apropiación indebida?

La ley establece que para este tipo de hechos, su prescripción se da a los 5 años desde que se producen los hechos en penas inferiores a los cinco años, o a los 10 años en los casos en los que las penas son mayores.

La apropiación indebida de dinero como caso más frecuente.

Pese a que el propio artículo 253 del Código Penal, reconoce el dinero como uno de los bienes a considerar en el delito de apropiación indebida, cuando se trata de apropiaciones monetarias, la jurisprudencia puede no verlo así.

Esto es así por la concepción que ya en el Código Civil se hace del dinero, al que se le considera un bien fungible. ¿Y qué quiere decir eso? Que es un bien, cuya naturaleza puede implicar su uso y consumo para adquirir otros y, por tanto, no es único como lo pueden ser un cuadro o un coche.

De ahí que, a no ser que se haya tratado de una transmisión que implique la entrega de determinado número de billetes, especificando la entrega de esos mismos, el Juzgado puede considerar que se ha producido una administración desleal y no un delito de apropiación indebida

Ante estas situaciones, cuando nos encontramos con adquisiciones de bienes que pueden ser más o menos cuestionables, es imprescindible contar con un abogado experto que sea capaz de demostrar ante el juez que efectivamente existe delito de apropiación indebida. 

¿Existe la apropiación indebida en herencias?

Las herencias y la apropiación indebida, son términos que en más de una ocasión se encuentran. Sobre todo, en aquellas situaciones en las que unos herederos ocultan la existencia de determinados bienes para poder apropiarse de ellos.

Cuando se tiene que hacer inventario del número de bienes que un fallecido deja a sus herederos, puede haber errores involuntarios. El problema se da cuando un heredero, de forma consciente, oculta la existencia de un bien para en su beneficio, quedárselo.

Esta acción sería reconocida como un delito de apropiación indebida y, por tanto, tendría sus consecuencias legales correspondientes.

Si dichos bienes se incorporan al patrimonio personal del infractor, las penas serían las citadas anteriormente y variarían en función del valor.

Sin embargo, si el sujeto hace uso de esos bienes para entregarlos o venderlos a terceros, estaríamos hablando de un delito de estafa y no de apropiación indebida. Las penas podrán ser de entre 1 a 6 años con multa de 6 a 12 meses.

¿En qué consiste la apropiación indebida de vehículo?

Tal vez alguna vez lo hayas oído o, incluso te lo hayas planteado. La apropiación indebida de vehículos más frecuente se produce con los coches de alquiler.

Han sido ya varios los casos que se han dado en relación a esto. Individuos que una vez finalizado el plazo pactado con la empresa de alquiler, no devuelven el vehículo ni pagan las cuantías a abonar.

Normalmente, se produce por no poder o querer hacer frente al pago del arrendamiento del coche. No obstante, no hacer frente a esos pagos y entregar el vehículo, trae unas consecuencias aún mayores.

Además, al tratarse de un vehículo, las penas por delito de apropiación indebida no serán leves. Ya lo comentamos, las penas por adquisiciones de un valor superior a los 400 euros traen consigo penas de prisión y multa para los infractores.

¿Puedo poner una denuncia por apropiación indebida?

Si te has visto afectado por una apropiación indebida, debes presentar una denuncia al juzgado correspondiente. De igual modo, puedes presentar la denuncia ante la Guardia Civil o la Policía.

Ya sabes que es un delito contemplado en el Código Penal y que afecta directamente al patrimonio. Por tanto, deberás demostrar esa apropiación aportando la documentación que acredite tu titularidad sobre el bien o bienes adquiridos, así como de las condiciones de la transmisión.

Reunir todas las pruebas que demuestren la existencia de delito es de vital importancia. Por ello, contar con un abogado experto desde el primer momento es fundamental. Si necesitas que te defendamos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Nuestros abogados solucionarán tu problema.

A modo de conclusiones, nuestros abogados en Madrid te indican que este delito consiste en:

  • Acto de deslealtad a la confianza.
  • En quién ha sido depositada la confianza y el perjudicado.
  • Por hacer suyo y no devolver los bienes (dinero, vehículos, etc).
  • Plena consciencia de querer apropiárselo.
  • Fin: Darle un destino diferente al acordado.

Como siempre, quedamos a tu disposición para cualquier aclaración, bien vía comentario, bien consulta online.

El siguiente post ¿Cuáles son los requisitos y la pena por delito de apropiación indebida de dinero? es disponible en www.garonabogados.es

¿Son retribuidos los permisos de trabajo en los días por fallecimiento de un familiar?

La pérdida de un familiar supone un trago amargo del que lleva tiempo sobreponerse. Si además, al enterarte de la trágica noticia, no pudieses abandonar tu puesto de trabajo para estar con los tuyos, el drama sería aún mayor.

Sin embargo, el permiso por fallecimiento de un familiar es uno de los derechos que contempla el Estatuto de los Trabajadores y que tu empresa no puede negarte.

En este artículo te cuentas nuestros abogados laborales en Madrid cómo puedes solicitarlo, cuántos días te corresponden y el grado de consanguinidad o afinidad necesario.

El permiso por fallecimiento

Cómo comentábamos al inicio, el propio Estatuto de los Trabajadores, contempla una serie de situaciones que pueden darse en la vida personal de los trabajadores y sobre las cuáles tienen derecho a solicitar un permiso en su trabajo. Estas situaciones son variadas: nacimientos, matrimonio, fallecimientos, etc.

Artículo 37.3 del Estatuto de los Trabajadores:

Como vemos en la ley, se contempla tanto el derecho a solicitar el permiso como los días de los que dispone el trabajador. Pero lo más importante y que no debes olvidar: para poder solicitar el permiso de defunción, tiene que tratarse de un familiar de segundo grado como mínimo.

El Tribunal Supremo ha afirmado que la finalidad del instituto jurídico-laboral del permiso por desgracia familiar es precisamente armonizar o hacer compatibles las obligaciones de trabajo con los deberes sociales y familiares de asistencia y compañía que surgen en los casos de fallecimiento o enfermedad grave de parientes o afines muy próximos, evitando que el cumplimiento de las primeras pueda anular o impedir por completo el cumplimiento de los segundos.

¿Cómo afecta el grado de consanguinidad o afinidad al permiso de días por fallecimiento?

Distinguiremos entre los dos grados contemplados para este tipo de permiso: los familiares de primer grado y los de segundo grado. Cuando hablamos de grado de consanguinidad nos referimos a aquellos familiares directos, mientras que cuando hablamos de grado de afinidad, hablaremos de los familiares políticos.

Familiares de primer grado

Familiares de segundo grado

–       Padres

–       Hijos

–       Cónyuges

–       Suegros

–       Hermanos

–       Abuelos

–       Nietos

–       Cuñados


Por tanto, pongámonos en varios supuestos que son los que más frecuentemente se dan. Por fallecimiento del padre o la madre, sí podemos solicitar el permiso. Al igual que si fallece uno de los abuelos.

En cambio, si es un tío el que ha fallecido, no tendríamos derecho a solicitar dicho permiso. Esto es así porque los tíos pertenecen al tercer grado de consanguinidad.

Solo se contemplan los familiares citados arriba en el primer y segundo grado.

Mediante el uso del permiso por desgracia familiar, lo que se permite es poder acompañar en el difícil trance personal que para el solicitante supone estas circunstancias. 

¿Cuántos días me corresponden de permiso por fallecimiento de un familiar?

Tal y cómo establece la legislación, al familiar del fallecido le corresponden 2 días naturales y, en caso de desplazamiento 4 días.

No obstante, hay ciertos aspectos que debes tener en cuenta y que pueden ver afectados tus días de permiso.

Si se precisa de un desplazamiento, contarás con 4 días de permiso, pero no olvides que se aplica por igual independientemente de la distancia. Por ejemplo: un desplazamiento entre ciudades o CCAA, computará igual que aquel que precise salir del país.

Los días por fallecimiento tendrán la condición de permisos retribuidos.

Además del tema de los desplazamientos, otro contratiempo con el que puedes encontrarte es que, el fallecimiento coincida con días no laborales. Para que te hagas una idea, el permiso comienza a contar desde el día en el que se produce el fallecimiento.

Así, si los hechos se producen un sábado y, a no ser que trabajes en fin de semana, te incorporarías el lunes a tu puesto con normalidad. Y si por ejemplo, el fallecimiento se produce un domingo, solo tendrías el lunes como día de permiso.

Como vemos, los días no laborales se contemplan dentro del plazo en caso de coincidir con las defunciones, ya que la ley habla de días naturales.

¿Tengo permiso retribuido si mi pareja y yo no estamos casados?

Por ley, ante este tipo de situaciones, las parejas de hecho no están contempladas. Únicamente se tienen en cuenta las relaciones en las que exista matrimonio.

Esto solo teniendo en cuenta lo que recoge la legislación, los convenios laborales pueden abordar este tipo de cuestiones y por tanto, puede haber variaciones a la hora de solicitar licencias por fallecimiento de un familiar.

El permiso por fallecimiento en el convenio colectivo

Cuando hablamos de un convenio colectivo, nos referimos a ese acuerdo que se firma entre la empresa y los representantes de sus trabajadores.

En este convenio, se regulan diversos aspectos, como las condiciones de trabajo o los derechos y obligaciones de trabajadores y empresa, siempre respetando el Estatuto de los Trabajadores.

Con lo dicho, en relación a los permisos por defunción, no cabe duda de que tienen que estar contemplados en los convenios, siguiendo lo fijado por ley.

Sin embargo, este tipo de permisos o licencias pueden ser mejorados en los convenios, pudiendo incluirse, por ejemplo, la cuestión de las parejas de hecho.

A no ser que se estipule de otra forma en el convenio, se seguirán las pautas del Estatuto de los Trabajadores: permiso hasta familiares de 2º grado, de 2 días o 4 si requiere desplazamiento.

¿Cómo solicitar el permiso laboral por fallecimiento a mi empresa?

A la hora de pedir una licencia en nuestra empresa por defunción de un familiar, no puedes olvidar que esta empieza a contar desde el día del fallecimiento. Por tanto, cuanto antes avises a la empresa, mejor.

La forma más recomendable de hacerlo es por escrito, ya sea por mail, fax o carta. Así, queda constancia de la solicitud y de los hechos y no pueden acusarte de abandonar el puesto de trabajo.

Como es un derecho de los trabajadores, las empresas no pueden negarse a conceder dicho permiso. Independientemente de lo que te digan, la ley te respalda.

Puede ser que tu empresa te solicite que, además del escrito en el que expongas el fallecimiento de un familiar de primer o segundo grado, lo demuestres.

Si se da el caso, deberás presentar una copia del certificado de defunción y, puede ser que el libro de familia.

 

 

El blog post ¿Son retribuidos los permisos de trabajo en los días por fallecimiento de un familiar? Ver más en: http://garonabogados.es/

¿Qué hacer ante un juicio monitorio si no puedo pagar?

Foto: Palacio de Justicia Huesca.

Ya tuvimos oportunidad de tratar en cómo cobrar una deuda en 5 pasos, que el juicio monitorio es uno de los movimientos del ciclo del recobro que se presentan a los despachos de abogados en la gestión de impagados, bien para empresas, bien para particulares.

El juicio monitorio no es el último de los pasos. GARÓN ABOGADOS lleva tiempo trabajando el cobro de deudas, tanto en la gestión amistosa (cartas de reclamación de deuda y gestión telefónica) como judicial, y nos hemos dado cuenta que el poder gestionar carteras de morosidad te da una visión más amplia y compleja de lo que es el procedimiento monitorio en sí mismo para reclamar cantidades.

Por ello, en este artículo trataremos muy por encima en qué consiste el juicio monitorio, especialmente dedicado para aquellas personas que desconocen este procedimiento judicial para reclamar o cobrar deudas.

¿Te han citado para hacer un juicio monitorio? Contacta con nuestros abogados por teléfono para defenderte en juicio.

telefono garon abogados madrid

JUICIO MONITORIO PARA COBRAR UNA DEUDA.

¿Qué significa un proceso monitorio?

Un proceso monitorio es un procedimiento judicial en el que se pretende la reclamación del pago de una deuda, de cualquier importe que sea determinado, así como ser una deuda vencida y exigible.

Por lo tanto, será un juicio monitorio aquel que tiene por objeto la resolución rápida de conflictos jurídicos, y en concreto los que versan sobre el cobro de deudas.

Recomendamos la lectura de ¿Qué es un procedimiento monitorio? Para tener más información sobre este tema.

¿Quién puede iniciar un proceso monitorio?

Podrá iniciar un proceso monitorio la persona que pretenda de una tercera el cobro de una deuda dineraria, pero se necesitará probar que dicha deuda existe y que es exigible.

Para acreditar estas deudas puede valerse de cualquier tipo de documento y/o soporte, además de las facturas, albaranes, certificaciones, telegramas, etc.

Recomendamos la lectura de ¿cómo reclamar una deuda sin factura?

Para reclamar una deuda por medio de procedimiento monitorio, aquellas que no superen la cuantía de 2.000 euros, no será necesaria la asistencia ni la representación de abogado ni procurador respectivamente, pudiendo rellenar un modelo de demanda de juicio monitorio como el que indicamos a continuación para su presentación.

Pese a no ser obligatorio en algunos casos ir con abogado y/o procurador, recomendamos que siga el procedimiento un profesional.

Trámites para el cobro de impagados ante un Juzgado.

La tramitación se inicia mediante una petición con el escrito acompañado de los documentos que justifiquen la deuda. Una vez recibida, el Juez solicitará al reclamado y deudor el pago en un plazo de 20 días.

En este punto nos encontramos con tres opciones:
1.- El deudor paga las cantidades debidas, finalizando el proceso monitorio.
2.- Se opone, entonces dependiendo de la cantidad, el trámite continuará según un procedimiento u otro. Por ejemplo, en reclamaciones de cantidades superiores a 2000 euros e inferiores a 6000 se iniciaría un juicio verbal.
3.- Que el deudor no comparezca en ese plazo de 20 días. El Juez dictará Decreto y derivará en ejecución contra él estableciendo un plazo de hasta 5 años para proceder al embargo de los bienes proporcionales para saldar la deuda, así como la inclusión de cualquier gasto que haya supuesto la reclamación de la demanda monitoria.

Acto del juicio monitorio.

El acto de juicio monitorio, salvo que haya cuestiones complejas que tengan que resolverse, es un acto bastante rápido, ya que lo que se pretende probar básicamente es, si se debe la cantidad que se reclama en juicio.

Se practicarán los medios de prueba que se hayan acompañado al escrito u oposición a la demanda, y en algunos casos, habrá tiempo para que los abogados formulen conclusiones.

¿Qué pasa si no me presento a un juicio monitorio?

Pues se estimará la demanda y te condenarán al pago del importe que se reclama mediante demanda de procedimiento monitorio, siempre y cuando se acredite dicha deuda.

¿Y ya se acaba?

No. La labor de los abogados es realizar todo tipo de averiguaciones patrimoniales para encontrar bienes del deudor en el supuesto de que no haya hecho frente al pago de la deuda reconocida por sentencia judicial.

Pueden embargarte cualquier bien que conste en tu patrimonio: cuentas bancarias, vehículos, inmuebles, etc. hasta cubrir el importe de la deuda.

¿Funciona el proceso monitorio para el cobro de deudas?

Pues según la opinión de nuestros abogados en Madrid: depende. No todos los casos son iguales. Si bien es cierto, el procedimiento monitorio comienza a ser ya conocido, no solo en sus efectos sino también en las consecuencias.

“El cobro de impagados es el arte de sugerir al deudor moroso las razones por las cuales ha de pagar su deuda” Pere J.Branchfiel.

Para cobrar facturas impagadas en la gestión de deuda, este y no otro, es el principio fundamental.
El verdadero éxito de nuestros abogados en Madrid es intentar recuperar el importe de la deuda en el menor plazo de tiempo posible, y para ello se requiere de una psicología por parte de los profesionales de la firma que supera el mero encargo profesional.

¿Necesitas abogados en Madrid para la gestión de cobro de deudas de tu empresa? Contacta con nosotros y consulta condiciones AQUÍ.logo garon abogados madrid albacete

¿Cómo evitar los problemas de herencias entre hermanos a través de la extinción de condominio?

Aprovechando que cerramos un expediente relacionado con la extinción del condomio, nuestro departamento de abogados expertos en herencias y testamentos en Madrid han querido exponer una de las circunstancias que se presentan sobre este tipo de  asuntos.

Los problemas de herencia entre hermanos están “a la orden del día”, y saber gestionarlos desde el punto de vista legal es importantísimo para evitar que medien factores sentimentales, que impidan buscar soluciones para acabar con una experiencia personal negativa.

Al igual que ocurre con una separación o divorcio, son muchos los lazos comunes que se rompen. Sin embargo, a veces no es tan sencillo desligarse de forma definitiva de aquello que en algún momento unió. Porque por ejemplo, ¿quién se queda con la casa? ¿Y con la hipoteca? Seguir compartiendo responsabilidades es algo que no desea ni una parte ni otra, y mucho menos, mantener vínculos que están rotos desde hace mucho tiempo.

A todas estas cuestiones respondemos en este artículo, y puede que encuentres las claves para resolver tus problemas familiares.

¿Qué es un condominio?

Un condominio es aquella situación que se da cuando la propiedad de un bien es compartida por más de un individuo o entidad: la potestad que tienen estos sobre una vivienda, por ejemplo.

Dentro de los tipos de condominios, podemos distinguir entre aquellos que son divisibles y los que no.

Cuando se desea romper con una situación de potestad compartida, lo más frecuente es proceder a la extinción del condominio.

¿En qué consiste la extinción de condominio entre hermanos?

Tras el reparto de las herencias, muchas veces se da el caso de que una misma propiedad se tiene que compartir entre varios hermanos, y la extinción de condominio es la solución.

Pongámonos en situación: Juan y María son hermanos con unas pésimas relaciones familiares. A la hora de repartir la herencia,  ambos han aceptado y son propietarios de la vivienda en la que estaban residiendo sus padres hasta el momento de su fallecimiento.

Si por ejemplo uno de los hermanos desea acceder al 100% de la titularidad de la propiedad, el resto de hermanos solo tendrán que ceder sus partes y percibir las cuantías económicas compensatorias por parte del nuevo titular único.

Ahora surge un problema, pues una casa es un bien que por sus características físicas no se puede repartir en un 50%-50%. No va a quedarse uno con el baño y otro con la cocina. Y, es muy probable, que uno de los hermanos no desee que la ocupación efectiva de la casa la tenga su otro hermano.

Pues bien, la solución a los problemas de herencias entre hermanos está precisamente en la extinción de condominio.

Al igual que estas circunstancias ocurren en las herencias familiares, también la encontramos en divorcios y separaciones matrimoniales.

Para poder aclararme, ¿qué significa la extinción de condominio?

Significa que una parte cede su potestad sobre un bien a la otra, que pasará a ser el único titular.

Esta disolución del condominio, se solicita mediante escritura notarial de compra-venta, en la que se establece esa trasmisión de la parte correspondiente de la propiedad al otro propietario.

La parte que cede su parte recibe una compensación económica por parte del que asume la titularidad de la propiedad.

Se trata de una vía amistosa y de mutuo acuerdo. Además, supone un ahorro considerable para ambas partes, pues no tienen que pagar todos los impuestos de transmisión que tendrían que afrontar en caso de realizar la compraventa de dicho inmueble.

Una solución sería tasar el valor de las cosas y, si fuera una casa, encargar con una agencia inmobiliaria de confianza para que os pueda gestionar la venta. Mediarán contratos de arras, y será la mejor vía para acabar con el vínculo familiar que tantos problemas te pueden ocasionar.

¿Cuáles son los requisitos para poder hacer uso de la extinción de condominio?

Para poder ejercer esta vía, únicamente tiene que existir un condominio sobre un bien y una situación justificada para que se proceda a la disolución de este: véase divorcios y separaciones o situaciones de herencias compartidas.

Tal y como recoge el Artículo 400 del Código Civil:

“Ningún copropietario estará obligado a permanecer en la comunidad. Cada uno de ellos podrá pedir en cualquier tiempo que se divida la cosa común.”

¿Qué es la División de la cosa común?

En esa situación compartida sobre la potestad de una propiedad, cuando una de las personas titulares quiere ponerle fin pero no se ha producido un acuerdo previo, debe proceder a la acción de división de cosa común.

La persona que inicia estos trámites tendrá que solicitarlos al Juzgado, y necesitarás abogado y procurador.

Si bien es cierto, nuestros abogados expertos en herencias nos dicen que previamente se producen muchas negociaciones para evitar esta solución.  Hay que tener en cuenta los costes económicos en juego, y a veces, el orgullo nos puede “cegar” y facilitar a que caigamos en un “sin sentido” de pérdida de valor de las cosas, cruces de acusaciones fuera lugar, gastos innecesarios, etc.

Advertido lo anterior, y una vez en este punto, se pueden dar dos circunstancias, en función de las características de la propiedad: divisible o indivisible.

Divisible: Estaríamos en una situación ideal, pues la propiedad se reparte de forma equitativa entre todos los titulares. Es el caso, por ejemplo, del reparto de una finca.

Indivisible: Aquí la cosa se complica más y se puede optar por dos vías.

  • Lo que ya comentamos antes en la extinción de condominio: que una de las partes adquiera la titularidad total de la propiedad, aportando al resto de implicados las partes compensatorias correspondientes.
  • O bien, proceder a la venta de la propiedad para posteriormente repartir, de forma equitativa entre los beneficiarios, las cuantías percibidas.

Por otro lado, aunque el Código Civil reconozca el derecho a la división de la cosa común, en el mismo Artículo 400, establece que:

“No obstante, será válido el pacto de conservar la cosa indivisa por tiempo determinado, que no exceda de diez años. Este plazo podrá prorrogarse por nueva convención.”

Debes saber que la división de cosa común puede ser solicitada tanto por uno de los copropietarios, como por árbitros (previamente nombrados por los titulares).

En los casos en los que no se llega a un acuerdo entre las partes, el Juzgado puede proceder a la venta por subasta del bien en discordia.

La Subasta judicial

Llegados al punto en que los copropietarios de un bien, no lleguen a un acuerdo en cuanto a la división de la cosa común, el Juzgado procederá a la venta por subasta de este, para su posterior reparto entre los interesados.

Artículo 404 del Código Civil:

“Cuando la cosa fuere esencialmente indivisible, y los condueños no convinieren en que se adjudique a uno de ellos indemnizando a los demás, se venderá y repartirá su precio.”

En estas circunstancias, las cuestiones y problemas que pueden derivarse, hacen que sea más que recomendable hacer una consulta con un abogado experto, que garantice los intereses y derechos como cotitular, así como la venta a un precio justo de la propiedad.

Los bienes indivisibles siempre suelen traer problemas cuando uno de los condominios quiere acabar con su situación de proindiviso.

¿Qué es la extinción de proindiviso?

La expresión proindiviso viene a ser lo mismo que copropiedad.  Hace referencia al derecho de propiedad que tiene una persona sobre un bien, pero solo de forma parcial pues la titularidad es compartida con otros. Por lo tanto, ninguno de los implicados posee la plena propiedad.

Como ya hemos comentado, estas situaciones de proindiviso, se suelen dar tras divorcios o separaciones y por herencias.

Nuevamente, contemplamos que para la extinción de proindiviso, se debe tener en cuenta si el bien es divisible o indivisible.

Se podrá adjudicar la titularidad a uno de los involucrados a través de escritura pública, contemplando la compensación económica del resto.

Cuando surjan problemas en la extinción de proindiviso, el Juzgado podrá proceder a la liquidación del régimen económico matrimonial, a la división judicial de herencias o a la división de cosa común.

¿Puedo vender mi proindiviso?

Por supuesto que sí. Muchas personas, ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo con las otras partes o para ahorrarse problemas, deciden vender su parte de proindiviso.

Puedes vender tu parte a uno de los copropietarios que pueda estar interesado, o bien existen empresas que se dedican a su compra.

Pero antes, es mejor que te asesores y estés seguro de que es la vía que más beneficia a tus intereses.

¿Es posible la extinción de condominio cuando hay hipoteca?

Este es uno de los problemas clave que se derivan tras las separaciones y divorcios cuando hay viviendas de por medio, es la hipoteca. También en herencias complicadas.

Ya hemos visto cómo se puede extinguir un condominio de forma amistosa o por vía judicial, pero ¿Quién se queda con la hipoteca? ¿Si cedo mi parte de la propiedad al otro también le cedo mi parte de hipoteca?

Volvemos al caso de Juan y María y uno le cede al otro su condominio. A efectos prácticos, el 100% de la titularidad pasa a ser de uno de los dos, sin embargo, el banco no lo asume de igual manera.

De forma más sencilla, aunque cedas tu parte de la propiedad a tu ex pareja o a tu hermano, el banco tiene que aceptar también, por su parte, que ya no tienes responsabilidad sobre el crédito hipotecario. De no hacer esto, para la entidad financiera sigues siendo deudor de ese préstamo.

Para evitar estas circunstancias, se puede solicitar al banco un nuevo crédito hipotecario en el que ya no aparezca el anterior cotitular de la vivienda, cancelando el anterior, o solicitar la novación de la hipoteca. Esta última vía es menos costosa y únicamente supone cambiar las condiciones anteriores para que se elimine al anterior copropietario.

Si eras o eres cotitular de una vivienda y sigues figurando en el contrato hipotecario, lo mejor es que recibas el asesoramiento de un abogado. El banco puede poner pegas y mientras tanto tú sigues apareciendo como deudor, algo que puede generarte problemas si se producen impagos.

Además, a la hora de establecer la parte compensatoria por ceder la parte de propiedad, puede determinarse que, en lugar de recibir una cuantía económica, se descuente la parte de hipoteca correspondiente.

¿Cómo se hace un contrato de extinción de condominio?

En Internet puedes encontrar ejemplos de cómo redactar un contrato de extinción de condominio. Sin embargo, cada caso es único y contar con el apoyo de un experto en su elaboración y presentación siempre te traerá garantías y menos problemas a futuro.

A modo de conclusiones, podríamos decirte que algunos datos importantes que tiene que señalar son:

  • ¿Quiénes son las partes involucradas?
  • El objeto y el derecho de propiedad que se tiene sobre el mismo.
  • Los términos del acuerdo.
  • Elevarlo a público, especialmente en bienes inmuebles.
  • Precio.

¿Cómo hacer la liquidación de gananciales?

Tras un divorcio, en el que se haya tramitado la liquidación del régimen de gananciales, no contemplaríamos en ningún caso la extinción de condominio.

Esto es así, porque tras hacer un inventario de todos los bienes en común de los cónyuges, ya se hace un reparto de lo que le corresponde a cada uno.

No obstante, en cualquier régimen de separación de bienes que no haya procedido a la liquidación de gananciales, sí se tendrá en cuenta la extinción de condominio a la hora de dividir las propiedades y demás bienes en común.

Impuestos a pagar en la extinción de condominio

Precisamente, y en relación al tema de los impuestos, la extinción de condominio es una vía mucho más económica y rápida a la hora de adquirir y ceder propiedades.

La ventaja principal reside en el hecho de que solo se tributa por el Impuesto de Transmisiones y Actos Jurídicos Documentados, que se aplica entre un 0,5% y un 1% en función de cada Comunidad Autónoma. Lo único que habría que incluir serían los gastos de notario.

Si vendiésemos la vivienda de forma normal, sin hacer uso de la extinción de condominio, habría que tributar por el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, y estaríamos hablando de entre 6% y un 10% sobre lo que se aplica.

Como vemos, la diferencia es más que considerable.

Sin embargo, debes saber que cuando se ceden o adquieren proindivisos, puede ser que el dinero percibido se tenga que tributar en el IRPF. Pero esto solo ocurre si el valor adjudicado no es igual al valor de la propiedad cuando se produce la adquisición o cesión.