¿Qué hacer ante un juicio monitorio si no puedo pagar?

Foto: Palacio de Justicia Huesca.

Ya tuvimos oportunidad de tratar en cómo cobrar una deuda en 5 pasos, que el juicio monitorio es uno de los movimientos del ciclo del recobro que se presentan a los despachos de abogados en la gestión de impagados, bien para empresas, bien para particulares.

El juicio monitorio no es el último de los pasos. GARÓN ABOGADOS lleva tiempo trabajando el cobro de deudas, tanto en la gestión amistosa (cartas de reclamación de deuda y gestión telefónica) como judicial, y nos hemos dado cuenta que el poder gestionar carteras de morosidad te da una visión más amplia y compleja de lo que es el procedimiento monitorio en sí mismo para reclamar cantidades.

Por ello, en este artículo trataremos muy por encima en qué consiste el juicio monitorio, especialmente dedicado para aquellas personas que desconocen este procedimiento judicial para reclamar o cobrar deudas.

¿Te han citado para hacer un juicio monitorio? Contacta con nuestros abogados por teléfono para defenderte en juicio.

telefono garon abogados madrid

JUICIO MONITORIO PARA COBRAR UNA DEUDA.

¿Qué significa un proceso monitorio?

Un proceso monitorio es un procedimiento judicial en el que se pretende la reclamación del pago de una deuda, de cualquier importe que sea determinado, así como ser una deuda vencida y exigible.

Por lo tanto, será un juicio monitorio aquel que tiene por objeto la resolución rápida de conflictos jurídicos, y en concreto los que versan sobre el cobro de deudas.

Recomendamos la lectura de ¿Qué es un procedimiento monitorio? Para tener más información sobre este tema.

¿Quién puede iniciar un proceso monitorio?

Podrá iniciar un proceso monitorio la persona que pretenda de una tercera el cobro de una deuda dineraria, pero se necesitará probar que dicha deuda existe y que es exigible.

Para acreditar estas deudas puede valerse de cualquier tipo de documento y/o soporte, además de las facturas, albaranes, certificaciones, telegramas, etc.

Recomendamos la lectura de ¿cómo reclamar una deuda sin factura?

Para reclamar una deuda por medio de procedimiento monitorio, aquellas que no superen la cuantía de 2.000 euros, no será necesaria la asistencia ni la representación de abogado ni procurador respectivamente, pudiendo rellenar un modelo de demanda de juicio monitorio como el que indicamos a continuación para su presentación.

Pese a no ser obligatorio en algunos casos ir con abogado y/o procurador, recomendamos que siga el procedimiento un profesional.

Trámites para el cobro de impagados ante un Juzgado.

La tramitación se inicia mediante una petición con el escrito acompañado de los documentos que justifiquen la deuda. Una vez recibida, el Juez solicitará al reclamado y deudor el pago en un plazo de 20 días.

En este punto nos encontramos con tres opciones:
1.- El deudor paga las cantidades debidas, finalizando el proceso monitorio.
2.- Se opone, entonces dependiendo de la cantidad, el trámite continuará según un procedimiento u otro. Por ejemplo, en reclamaciones de cantidades superiores a 2000 euros e inferiores a 6000 se iniciaría un juicio verbal.
3.- Que el deudor no comparezca en ese plazo de 20 días. El Juez dictará Decreto y derivará en ejecución contra él estableciendo un plazo de hasta 5 años para proceder al embargo de los bienes proporcionales para saldar la deuda, así como la inclusión de cualquier gasto que haya supuesto la reclamación de la demanda monitoria.

Acto del juicio monitorio.

El acto de juicio monitorio, salvo que haya cuestiones complejas que tengan que resolverse, es un acto bastante rápido, ya que lo que se pretende probar básicamente es, si se debe la cantidad que se reclama en juicio.

Se practicarán los medios de prueba que se hayan acompañado al escrito u oposición a la demanda, y en algunos casos, habrá tiempo para que los abogados formulen conclusiones.

¿Qué pasa si no me presento a un juicio monitorio?

Pues se estimará la demanda y te condenarán al pago del importe que se reclama mediante demanda de procedimiento monitorio, siempre y cuando se acredite dicha deuda.

¿Y ya se acaba?

No. La labor de los abogados es realizar todo tipo de averiguaciones patrimoniales para encontrar bienes del deudor en el supuesto de que no haya hecho frente al pago de la deuda reconocida por sentencia judicial.

Pueden embargarte cualquier bien que conste en tu patrimonio: cuentas bancarias, vehículos, inmuebles, etc. hasta cubrir el importe de la deuda.

¿Funciona el proceso monitorio para el cobro de deudas?

Pues según la opinión de nuestros abogados en Madrid: depende. No todos los casos son iguales. Si bien es cierto, el procedimiento monitorio comienza a ser ya conocido, no solo en sus efectos sino también en las consecuencias.

“El cobro de impagados es el arte de sugerir al deudor moroso las razones por las cuales ha de pagar su deuda” Pere J.Branchfiel.

Para cobrar facturas impagadas en la gestión de deuda, este y no otro, es el principio fundamental.
El verdadero éxito de nuestros abogados en Madrid es intentar recuperar el importe de la deuda en el menor plazo de tiempo posible, y para ello se requiere de una psicología por parte de los profesionales de la firma que supera el mero encargo profesional.

¿Necesitas abogados en Madrid para la gestión de cobro de deudas de tu empresa? Contacta con nosotros y consulta condiciones AQUÍ.logo garon abogados madrid albacete

¿Cómo evitar los problemas de herencias entre hermanos a través de la extinción de condominio?

Aprovechando que cerramos un expediente relacionado con la extinción del condomio, nuestro departamento de abogados expertos en herencias y testamentos en Madrid han querido exponer una de las circunstancias que se presentan sobre este tipo de  asuntos.

Los problemas de herencia entre hermanos están “a la orden del día”, y saber gestionarlos desde el punto de vista legal es importantísimo para evitar que medien factores sentimentales, que impidan buscar soluciones para acabar con una experiencia personal negativa.

Al igual que ocurre con una separación o divorcio, son muchos los lazos comunes que se rompen. Sin embargo, a veces no es tan sencillo desligarse de forma definitiva de aquello que en algún momento unió. Porque por ejemplo, ¿quién se queda con la casa? ¿Y con la hipoteca? Seguir compartiendo responsabilidades es algo que no desea ni una parte ni otra, y mucho menos, mantener vínculos que están rotos desde hace mucho tiempo.

A todas estas cuestiones respondemos en este artículo, y puede que encuentres las claves para resolver tus problemas familiares.

¿Qué es un condominio?

Un condominio es aquella situación que se da cuando la propiedad de un bien es compartida por más de un individuo o entidad: la potestad que tienen estos sobre una vivienda, por ejemplo.

Dentro de los tipos de condominios, podemos distinguir entre aquellos que son divisibles y los que no.

Cuando se desea romper con una situación de potestad compartida, lo más frecuente es proceder a la extinción del condominio.

¿En qué consiste la extinción de condominio entre hermanos?

Tras el reparto de las herencias, muchas veces se da el caso de que una misma propiedad se tiene que compartir entre varios hermanos, y la extinción de condominio es la solución.

Pongámonos en situación: Juan y María son hermanos con unas pésimas relaciones familiares. A la hora de repartir la herencia,  ambos han aceptado y son propietarios de la vivienda en la que estaban residiendo sus padres hasta el momento de su fallecimiento.

Si por ejemplo uno de los hermanos desea acceder al 100% de la titularidad de la propiedad, el resto de hermanos solo tendrán que ceder sus partes y percibir las cuantías económicas compensatorias por parte del nuevo titular único.

Ahora surge un problema, pues una casa es un bien que por sus características físicas no se puede repartir en un 50%-50%. No va a quedarse uno con el baño y otro con la cocina. Y, es muy probable, que uno de los hermanos no desee que la ocupación efectiva de la casa la tenga su otro hermano.

Pues bien, la solución a los problemas de herencias entre hermanos está precisamente en la extinción de condominio.

Al igual que estas circunstancias ocurren en las herencias familiares, también la encontramos en divorcios y separaciones matrimoniales.

Para poder aclararme, ¿qué significa la extinción de condominio?

Significa que una parte cede su potestad sobre un bien a la otra, que pasará a ser el único titular.

Esta disolución del condominio, se solicita mediante escritura notarial de compra-venta, en la que se establece esa trasmisión de la parte correspondiente de la propiedad al otro propietario.

La parte que cede su parte recibe una compensación económica por parte del que asume la titularidad de la propiedad.

Se trata de una vía amistosa y de mutuo acuerdo. Además, supone un ahorro considerable para ambas partes, pues no tienen que pagar todos los impuestos de transmisión que tendrían que afrontar en caso de realizar la compraventa de dicho inmueble.

Una solución sería tasar el valor de las cosas y, si fuera una casa, encargar con una agencia inmobiliaria de confianza para que os pueda gestionar la venta. Mediarán contratos de arras, y será la mejor vía para acabar con el vínculo familiar que tantos problemas te pueden ocasionar.

¿Cuáles son los requisitos para poder hacer uso de la extinción de condominio?

Para poder ejercer esta vía, únicamente tiene que existir un condominio sobre un bien y una situación justificada para que se proceda a la disolución de este: véase divorcios y separaciones o situaciones de herencias compartidas.

Tal y como recoge el Artículo 400 del Código Civil:

“Ningún copropietario estará obligado a permanecer en la comunidad. Cada uno de ellos podrá pedir en cualquier tiempo que se divida la cosa común.”

¿Qué es la División de la cosa común?

En esa situación compartida sobre la potestad de una propiedad, cuando una de las personas titulares quiere ponerle fin pero no se ha producido un acuerdo previo, debe proceder a la acción de división de cosa común.

La persona que inicia estos trámites tendrá que solicitarlos al Juzgado, y necesitarás abogado y procurador.

Si bien es cierto, nuestros abogados expertos en herencias nos dicen que previamente se producen muchas negociaciones para evitar esta solución.  Hay que tener en cuenta los costes económicos en juego, y a veces, el orgullo nos puede “cegar” y facilitar a que caigamos en un “sin sentido” de pérdida de valor de las cosas, cruces de acusaciones fuera lugar, gastos innecesarios, etc.

Advertido lo anterior, y una vez en este punto, se pueden dar dos circunstancias, en función de las características de la propiedad: divisible o indivisible.

Divisible: Estaríamos en una situación ideal, pues la propiedad se reparte de forma equitativa entre todos los titulares. Es el caso, por ejemplo, del reparto de una finca.

Indivisible: Aquí la cosa se complica más y se puede optar por dos vías.

  • Lo que ya comentamos antes en la extinción de condominio: que una de las partes adquiera la titularidad total de la propiedad, aportando al resto de implicados las partes compensatorias correspondientes.
  • O bien, proceder a la venta de la propiedad para posteriormente repartir, de forma equitativa entre los beneficiarios, las cuantías percibidas.

Por otro lado, aunque el Código Civil reconozca el derecho a la división de la cosa común, en el mismo Artículo 400, establece que:

“No obstante, será válido el pacto de conservar la cosa indivisa por tiempo determinado, que no exceda de diez años. Este plazo podrá prorrogarse por nueva convención.”

Debes saber que la división de cosa común puede ser solicitada tanto por uno de los copropietarios, como por árbitros (previamente nombrados por los titulares).

En los casos en los que no se llega a un acuerdo entre las partes, el Juzgado puede proceder a la venta por subasta del bien en discordia.

La Subasta judicial

Llegados al punto en que los copropietarios de un bien, no lleguen a un acuerdo en cuanto a la división de la cosa común, el Juzgado procederá a la venta por subasta de este, para su posterior reparto entre los interesados.

Artículo 404 del Código Civil:

“Cuando la cosa fuere esencialmente indivisible, y los condueños no convinieren en que se adjudique a uno de ellos indemnizando a los demás, se venderá y repartirá su precio.”

En estas circunstancias, las cuestiones y problemas que pueden derivarse, hacen que sea más que recomendable hacer una consulta con un abogado experto, que garantice los intereses y derechos como cotitular, así como la venta a un precio justo de la propiedad.

Los bienes indivisibles siempre suelen traer problemas cuando uno de los condominios quiere acabar con su situación de proindiviso.

¿Qué es la extinción de proindiviso?

La expresión proindiviso viene a ser lo mismo que copropiedad.  Hace referencia al derecho de propiedad que tiene una persona sobre un bien, pero solo de forma parcial pues la titularidad es compartida con otros. Por lo tanto, ninguno de los implicados posee la plena propiedad.

Como ya hemos comentado, estas situaciones de proindiviso, se suelen dar tras divorcios o separaciones y por herencias.

Nuevamente, contemplamos que para la extinción de proindiviso, se debe tener en cuenta si el bien es divisible o indivisible.

Se podrá adjudicar la titularidad a uno de los involucrados a través de escritura pública, contemplando la compensación económica del resto.

Cuando surjan problemas en la extinción de proindiviso, el Juzgado podrá proceder a la liquidación del régimen económico matrimonial, a la división judicial de herencias o a la división de cosa común.

¿Puedo vender mi proindiviso?

Por supuesto que sí. Muchas personas, ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo con las otras partes o para ahorrarse problemas, deciden vender su parte de proindiviso.

Puedes vender tu parte a uno de los copropietarios que pueda estar interesado, o bien existen empresas que se dedican a su compra.

Pero antes, es mejor que te asesores y estés seguro de que es la vía que más beneficia a tus intereses.

¿Es posible la extinción de condominio cuando hay hipoteca?

Este es uno de los problemas clave que se derivan tras las separaciones y divorcios cuando hay viviendas de por medio, es la hipoteca. También en herencias complicadas.

Ya hemos visto cómo se puede extinguir un condominio de forma amistosa o por vía judicial, pero ¿Quién se queda con la hipoteca? ¿Si cedo mi parte de la propiedad al otro también le cedo mi parte de hipoteca?

Volvemos al caso de Juan y María y uno le cede al otro su condominio. A efectos prácticos, el 100% de la titularidad pasa a ser de uno de los dos, sin embargo, el banco no lo asume de igual manera.

De forma más sencilla, aunque cedas tu parte de la propiedad a tu ex pareja o a tu hermano, el banco tiene que aceptar también, por su parte, que ya no tienes responsabilidad sobre el crédito hipotecario. De no hacer esto, para la entidad financiera sigues siendo deudor de ese préstamo.

Para evitar estas circunstancias, se puede solicitar al banco un nuevo crédito hipotecario en el que ya no aparezca el anterior cotitular de la vivienda, cancelando el anterior, o solicitar la novación de la hipoteca. Esta última vía es menos costosa y únicamente supone cambiar las condiciones anteriores para que se elimine al anterior copropietario.

Si eras o eres cotitular de una vivienda y sigues figurando en el contrato hipotecario, lo mejor es que recibas el asesoramiento de un abogado. El banco puede poner pegas y mientras tanto tú sigues apareciendo como deudor, algo que puede generarte problemas si se producen impagos.

Además, a la hora de establecer la parte compensatoria por ceder la parte de propiedad, puede determinarse que, en lugar de recibir una cuantía económica, se descuente la parte de hipoteca correspondiente.

¿Cómo se hace un contrato de extinción de condominio?

En Internet puedes encontrar ejemplos de cómo redactar un contrato de extinción de condominio. Sin embargo, cada caso es único y contar con el apoyo de un experto en su elaboración y presentación siempre te traerá garantías y menos problemas a futuro.

A modo de conclusiones, podríamos decirte que algunos datos importantes que tiene que señalar son:

  • ¿Quiénes son las partes involucradas?
  • El objeto y el derecho de propiedad que se tiene sobre el mismo.
  • Los términos del acuerdo.
  • Elevarlo a público, especialmente en bienes inmuebles.
  • Precio.

¿Cómo hacer la liquidación de gananciales?

Tras un divorcio, en el que se haya tramitado la liquidación del régimen de gananciales, no contemplaríamos en ningún caso la extinción de condominio.

Esto es así, porque tras hacer un inventario de todos los bienes en común de los cónyuges, ya se hace un reparto de lo que le corresponde a cada uno.

No obstante, en cualquier régimen de separación de bienes que no haya procedido a la liquidación de gananciales, sí se tendrá en cuenta la extinción de condominio a la hora de dividir las propiedades y demás bienes en común.

Impuestos a pagar en la extinción de condominio

Precisamente, y en relación al tema de los impuestos, la extinción de condominio es una vía mucho más económica y rápida a la hora de adquirir y ceder propiedades.

La ventaja principal reside en el hecho de que solo se tributa por el Impuesto de Transmisiones y Actos Jurídicos Documentados, que se aplica entre un 0,5% y un 1% en función de cada Comunidad Autónoma. Lo único que habría que incluir serían los gastos de notario.

Si vendiésemos la vivienda de forma normal, sin hacer uso de la extinción de condominio, habría que tributar por el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, y estaríamos hablando de entre 6% y un 10% sobre lo que se aplica.

Como vemos, la diferencia es más que considerable.

Sin embargo, debes saber que cuando se ceden o adquieren proindivisos, puede ser que el dinero percibido se tenga que tributar en el IRPF. Pero esto solo ocurre si el valor adjudicado no es igual al valor de la propiedad cuando se produce la adquisición o cesión.

¿Qué es el FOGASA y por qué me pagará mi indemnización por despido?

Cuando las empresas se declaran insolventes o en concurso de acreedores, ¿quién se hace responsable de los pagos a los trabajadores? ¿Cómo puedo seguir percibiendo mi salario si mi empresa no tiene ingresos? ¿Puedo recibir algún tipo de indemnización por despido improcedente?

Salvo en el caso de que hayas tenido representación de letrado y estés debidamente informad@, si has sufrido un despido, impago de nóminas, etc., seguro que en alguna ocasión has oído hablar del Fondo de Garantía Salarial, más conocido como FOGASA.

Aprovechan estas líneas nuestros abogados laborales en Madrid para explicarte en este artículo en qué consiste, cómo puedes beneficiarte y los pasos que debes seguir si se te presenta la posibilidad de no cobrar lo reconocido por un tribunal o el SMAC ante una presunta insolvencia de la empresa.

¿Qué es el FOGASA?

Como mencionábamos al inicio de esta entrada, el Fondo de Garantía Salarial, se trata de un organismo vinculado al Ministerio de Empleo y Seguridad Social, que trabaja de forma autónoma para garantizar que los trabajadores perciben correctamente sus salarios, las indemnizaciones y finiquitos por despido o los pagos pendientes debido a situaciones de insolvencia de empresas.

En este enlace puedes acceder a la página web habilitada por parte del Ministerio al Fondo de Garantía 

En definitiva, se encarga de reclamar por ti cuando la empresa no responde ni cumple con sus obligaciones hacia los trabajadores.

¿Cómo actúa FOGASA?

Para que puedas reclamar el cobro de pagos pendientes de tu empresa y que, por lo tanto, el Fondo de Garantía reconozca la existencia de estos, tiene que existir un Acta de Conciliación previa o una decisión judicial que respalde la existencia de impagos.

Previamente tendrás que redactar una papeleta de conciliación laboralque deberás presentar en el SMAC. En el enlace te damos toda la información que necesitas.

Una vez asume el pago de los salarios, debes saber que existen ciertos límites y matices.

FOGASA, además de hacerse cargo de los salarios impagados, también abona indemnizaciones en casos de despido improcedente cuando la empresa se ha declarado insolvente o en concurso de acreedores. Si bien, al igual que en el caso de los salarios, están sujetas a ciertos límites que más adelante detallamos.

Por otro lado, en ocasiones se dan las circunstancias de que FOGASA apoya a empresas pero, ¿cómo es esto? ¿No se encarga de velar por los derechos de los trabajadores?

Efectivamente, pero una de las funciones que también tiene el Fondo de Garantía Salarial es el de proteger la continuidad de las empresas que atraviesan dificultades económicas. Algo que, a fin de cuentas, es un beneficio para los propios trabajadores.

Recuerda que, debe existir insolvencia del empresario y haber instado la ejecución como dice la Ley de Procedimiento Laboral, que se hayan hecho todos los esfuerzos para poder cobrar, y que haya sido imposible. Tendrás que aportar esta documentación con tu solicitud al Fondo de Garantía.

¿Quién puede beneficiarse del Fondo?

Pueden beneficiarse todos los trabajadores vinculados por relación laboral, quedando excluidos los socios de cooperativas y trabajadores del hogar.

¿Cuáles son los trámites y plazos para la reclamación?

Antes que nada, nuestros abogados laborales te recuerdan que solo dispones de 1 año para reclamar desde que se haya dictado sentencia judicial o se haya firmado un Acta de Conciliación que certifique la existencia de impagos por parte de la empresa.

A continuación, deberás presentar una solicitud en la unidad administrativa de FOGASA de la Comunidad Autónoma correspondiente.

Documentación requerida:

  • Solicitud.
  • DNI.
  • Auto despacho de ejecución.
  • Resolución judicial o Acta de Conciliación.
  • Número de cuenta en el que se desea recibir las cantidades a reclamar.  

 

¿Dónde debo presentar la solicitud?

Puedes hacerlo a través de la sede electrónica de FOGASA o en la unidad administrativa de la provincia en la que residas.

En caso de residir en el extranjero, las solicitudes podrán realizarse bajo representación diplomática o consular española.

¿Cómo puedo contactar con el FOGASA en Madrid?

Si te encuentras en Madrid y deseas contactar con el FOGASA, puedes acercarte al Edificio A, situado en la calle Arturo Soria, número 126 o llamar al 913 88 28 34. Te dejamos el enlace de Google Maps para saber llegar.

El horario de atención al público es de lunes a viernes de 9 a 14 horas. Pero debes tener presente que solo atenderán con cita previa.

¿Cómo solicitar cita previa en el FOGASA?

Dependiendo de la provincia en la que residas, el proceso puede variar. El sistema de cita previa de FOGASA no está disponible en todas las oficinas del territorio nacional.

En su misma página web te indican cuáles lo aplican. En caso de vivir en Madrid o en cualquier otra provincia que tenga habilitado este servicio, será imprescindible que solicites previamente cita para que puedas ser atendido en las oficinas. En caso contrario, debes ponerte en contacto o acudir personalmente.

Únicamente tienes que rellenar un formulario online en el que incluyes tus datos de contacto, la oficina de la provincia en la que te encuentras y el tipo de trámite que desees consultar o realizar, así como la fecha.

Puedes anular la solicitud siempre que quieras la cita o volver a interesar otra cuando la primera haya caducado.

¿Es posible hacer una consulta de la situación de mi expediente en el Fondo de Garantía Salarial?

Una vez presentada la solicitud, desde la propia página web se puede acceder a la consulta de situación de los expedientes que se estén tramitando.

El método que se sigue es el de autenticación a través de la plataforma @Firma de MINHAP.

En caso de que la reclamación se esté realizando con el apoyo de un profesional, como puede ser un abogado, éste debe contar con un usuario y contraseña que previamente le haya proporcionado el Fondo de Garantia Salarial.

Si la gestión la está desarrollando tu abogado laboral, el profesional tendrá que tener representación

¿Cuánto paga el Fondo de Garantía Salarial?

FOGASA únicamente se hará cargo de aquellas cantidades adeudadas a los trabajadores que se incluyan en:

– Salarios no abonados por parte de la empresa

– Indemnizaciones pertinentes por despido nulo o improcedente.

Como ya comentábamos anteriormente, tanto en el cobro de salarios como de indemnizaciones, se requieren una serie de pruebas. Además, las cuantías que se establezcan a pagar están sujetas a una serie de límites:

  • Salarios

    A la hora de establecer los límites, se tiene en cuenta el salario mínimo interprofesional diario: el doble de este se multiplica por el total de número de días pendientes de pago, con un máximo de 120 días. También se incluye el prorrateo de las pagas extras. Así vemos que:

El salario mínimo interprofesional diario en 2017 es de 23,59€ y el doble de este serían 54,94€.

Límite establecido en los salarios: 6.592,80 €

 

  • Indemnizaciones

En el caso de que por despido improcedente, se solicite el cobro de indemnizaciones o finiquitos, los límites  se vuelven a establecer prácticamente igual que en el caso anterior con un leve matiz.

Nuevamente, se tienen en cuenta el salario mínimo interprofesional diario. El salario diario del afectado no puede superar el doble establecido por el SMI diario. El período de tiempo máximo que se permite incluir para realizar este cálculo es de 1 año.

Límite establecido en las indemnizaciones: 20.053,10 €

No lo olvides, para que nazca la responsabilidad subsidiaria del FOGASA será necesario que las indemnizaciones por despido que a éste se reclamen hayan sido reconocidas como consecuencia de sentencia, auto, acto de conciliación judicial o resolución administrativa a favor de los trabajadores.

¿Qué tipo de salarios e indemnizaciones abona FOGASA?

  • Salarios

Para que el Fondo de Garantía se haga cargo de impagos en los salarios, se tienen que cumplir una serie de requisitos:

  • Que la cuantía a reclamar por el trabajador esté reconocida, ya sea por vía judicial o Acta de Conciliación.
  • Que la empresa haya entrado en concurso de acreedores o que exista una sentencia judicial que avale la insolvencia de esta.
  • Los límites salariales presentados en el punto anterior: la cantidad a abonar no puede superar el doble del SMI diario, con pagas extraordinarias incluidas y un máximo de 120 días a contemplar.
  • El FOGASA no se hace responsable de otros pluses como el transporte, dietas, desplazamientos, etc.

Para los salarios es suficiente con una conciliación, previa o judicial. Para las indemnizaciones por despido u otras modalidades extintivas, se precisa una sentencia o una resolución administrativa

  • Indemnizaciones

Al igual que en el caso de los salarios, se requiere el respaldo de un Acta de Conciliación previa o una sentencia judicial para que FOGASA se haga cargo de los pagos. Pero, ¿qué tipo de indemnizaciones estarían incluidas?

  • Despidos improcedentes: 30 días por año trabajado.
  • Despidos nulos: 30 días por año trabajado.
  • Despidos por causas objetivas: 20 días por año trabajado.
  • Extinciones de contratos temporales: 8 días por año trabajado.
  • Extinciones por voluntad del trabajador por causa justificada: 30 días por año trabajado.

Como ya comentamos, existen unos límites. Y es que las cuantías a percibir no pueden superar el doble del SMI diario, con un máximo de 1 año a contemplar.

¿Cuánto paga el FOGASA por concurso de acreedores?

En los casos en los que la empresa se ha declarado en concurso de acreedores, los salarios impagados deben estar respaldados por un Cerificado Administrativo.

El procedimiento es el mismo ya comentado, así como los límites que se establecen sobre las cantidades a abonar por parte de FOGASA en materia de salarios impagados.

Existen excepciones cuando la empresa se declara en concurso de acreedores en relación a las indemnizaciones a percibir por el trabajador afectado. Esto se cumple con empresas de menos de 25 trabajadores y para la indemnización se tienen en cuenta 20 días por año trabajado.

¿Cuánto tarda en pagar el Fondo de Garantía Salarial?

Tal y como está establecido por ley, una vez el afectado ha presentado la solicitud, el Fondo de Garantía Salarial cuenta con un plazo de 3 meses para dar una respuesta, ya sea positiva o negativa en cuanto a hacerse cargo de los pagos.

En caso de que no se produzca una respuesta dentro de ese plazo de 3 meses, se entenderá como silencio administrativo. Es decir, FOGASA se hace responsable de los pagos.

No obstante, debes tener en cuenta que, en los últimos años, con la llegada de la crisis y el aumento de las reclamaciones, los plazos se han alargado en el tiempo y es difícil saber cuánto tardarás en percibir las cantidades solicitadas.

Nuestras recomendaciones

Aunque ya hemos explicado cómo actúa el Fondo de Garantía, lo que cubre y la forma de presentar una solicitud.

No es que sea imprescindible contratar los servicios de un abogado para reclamar ante el FOGASA, pero si de verdad quieres llegar al éxito y en el menor tiempo posible, es lo más recomendable. Ellos serán los encargado de velar por tus intereses y te evitarás mayores complicaciones en todo el proceso.

 

 

 

 

 

 

Consejos para traspasar tu negocio a tiempo como un experto

¿Qué es un traspaso negocio?

Podemos decir que se entiende por traspaso de negocio el traslado o cesión  de una cosa a otro lugar o a otra persona. Cuando decimos el traspaso de una cosa nos estamos refiriendo al traspaso de una propiedad o al traspaso de un derecho, entendiendo como tal, una actividad económica.

El artículo 1255 del Código Civil (Noticias Jurídicas) establece: 

Los contratantes pueden establecer los pactos, cláusulas y condiciones que tengan por conveniente, siempre que no sean contrarios a las leyes, a la moral, ni al orden público.

Como ejemplos recurrentes podemos destacar traspasos de locales arrendados (muy usuales son los traspasos de bares y restaurantes, peluquerías tiendas, o el traspaso de un comercio), la cesión de un crédito,etc. 

La casuística según nuestros abogados especialistas en derecho mercantil abarca a cualquier tipo de derecho susceptible de ser cedido, y es tan aplica como lo es el mundo de las obligaciones, los derechos y los contratos.

 ¿Cómo traspasar el negocio de un local arrendado?

Consiste en la cesión a otro de las obligaciones nacidas del contrato de arrendamiento del local en el que se ejerce una actividad empresarial o profesional, a cambio de un precio.

Las formalidades para llevarse a efecto está regulada por la Ley de Arrendamientos Urbanos, y consisten sustancialmente en el acuerdo entre las partes sin necesidad del consentimiento del arrendador, normalmente el propietario, al que se le comunicará de manera fehaciente el acuerdo del traspaso, y quien tendrá derecho a elevar la renta un 20%. 

En este apartado referimos como cesión tanto al derecho de traspaso, como al derecho a subarrendar el local del negocio.

El incumplimiento de la comunicación, al arrendador, puede tener efectos negativos para el negocio del traspaso,  pues podría resolverse el contrato de arrendamiento del local.

De los asuntos de nuestros clientes,  elegimos como ejemplo, el del traspaso de un restaurante, que tenia estipulado en el contrato de arrendamiento la opción permitir el traspaso del negocio sin la autorización del propietario del local, con lo que no operó la potestad de incremento de la renta del 20%, prevista en la LAU.

 ¿Cómo son los traspasos de negocios de un local propio?

Nos podemos encontrar en situaciones tales como el traspaso del negocio en un local propiedad del cedente.

En estos casos, lo que procede es por un lado hacer una valoración exclusivamente del negocio, por el que se pagará el precio que se acuerdo; Y por otro lado un contrato de arrendamiento del local, en el que se va a seguir ejerciendo la actividad propia del negocio, estableciéndose como precio la renta que pacten las partes.

La dificultad está en el acuerdo, entre el cedente y el adquirente, en el precio a pagar por el traspaso del negocio, al tener que valorarse,  por un lado el fondo de comercio del negocio, y por otro la capacidad de pago del adquirente, y la evolución del propio negocio en la generación de los beneficios suficientes  como para amortizar la inversión realizada.

¿Cómo se valora el fondo de comercio en los traspasos de negocios?

Evidentemente la valoración de una empresa la debe de realizar el propio empresario, y luego está el precio que está dispuesto a pagar por ella el adquirente.

 Para ello se tendrá que seguir un camino claro y transparente para llegar al precio equidistante entre lo que se está dispuesto para traspasar, y lo que se está dispuesto a pagar por la cesión; y en definitiva a fin de evitar lo que muy a menudo sucede, que es la frustración del negocio por falta de acuerdo en el precio del traspaso.

Por ello es conveniente un análisis detallado de toda la información y documentación del negocio:

  • Evolución en el tiempo del negocio.
  • Cuánto costó su montaje.
  • Los libros contables, declaraciones tributarias.
  • Evolución de los movimientos bancarios.
  • Antigüedad de la empresa.
  • Listados de clientes, proveedores, bancos, créditos, volumen de ventas, inventario de los inmuebles, maquinaria, vehículos.
  • Licencias, permisos y contratos.
  • Situación en el mercado de la marca comercial.

En definitiva  detalle de toda la información posible a fin de convencer al adquirente para que le guste el negocio.

También es conveniente que el contrato de traspaso del negocio se haga incluyendo todas las licencias de funcionamiento del propio negocio, a fin de su continuidad legal como tal.

¿Cómo traspasar una sociedad con un contrato de arrendamiento del local en el que se desarrolla la actividad?

Cuando el titular del negocio es una sociedad es muy normal que el traspaso del negocio se realice con la compra de la propia sociedad, a fin de no variar la condición de arrendatario, ni la titularidad del contrato de arrendamiento, con lo que se evita cualquier duda sobre el consentimiento del arrendador.

Con esta posibilidad hay que tener mucha cautela, ya que no solamente se traspasa el negocio en si, sino todas las obligaciones de la propia sociedad.

Se traspasan los contratos con el personal (antigüedad, categoría profesional), se traspasan las obligaciones derivadas de los créditos contraídos por la sociedad, se traspasan las obligaciones tributarias.

Otras veces lo que se opta por comprar todas o de parte de las acciones o participaciones de los socios, con lo que únicamente cambian la titularidad de estos, y las cuotas sobre el capital de la empresa.

Asimismo, es frecuente que los tratos previos a la venta de la empresa se instrumente mediante el oportuno contrato de arras. Es una manera de asegurar la fiel intención de querer comprar el negocio, quedando establecidas las oportunas cláusulas penales para evitar perjuicios económicos de una falta de ejecución.

La tributación en los traspasos de negocios.

Como regla general, a los importantes beneficios fiscales derivados de la transmisión del patrimonio empresarial, es aconsejable el traspaso global del negocio, que puede suponer la no sujeción al IVA;  igual consideración tiene el traspaso de una parte del negocio, el traspaso de una rama de la actividad,  siempre que puede seguir funcionado por si sola.

A tal efecto dispone el artículo 7 de la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido (Noticias Jurídicas), que:

1.º La transmisión de un conjunto de elementos corporales y, en su caso, incorporales que, formando parte del patrimonio empresarial o profesional del sujeto pasivo, constituyan o sean susceptibles de constituir una unidad económica autónoma en el transmitente, capaz de desarrollar una actividad empresarial o profesional por sus propios medios, con independencia del régimen fiscal que a dicha transmisión le resulte de aplicación en el ámbito de otros tributos y del procedente conforme a lo dispuesto en el artículo 4, apartado cuatro, de esta Ley.

Igual consideración tiene aquellas operaciones de traspasos de negocios en las que se transmiten las existencia y los equipos comerciales.

Llamamos la atención sobre el cuidado que hay que tener en el acuerdo a tomar entre las partes, ya que si se trasmite el patrimonio empresarial por separado, y no es una rama de actividad susceptible de funcionar como tal por si sola, si podrían estar sujetas al IVA las distintas operaciones traslativas, con la  consiguiente elevación en el coste de la operación.

En los supuestos en los que el transmitente sea una persona física, la repercusión tributaria de la operación, le alcanza al IRPF como ganancia o perdida patrimonial, en la relación que exista entre el valor de adquisión y el de transmisión de los bienes traspasados, o como ingreso por la transmisión de un elemento afecto a la actividad.

En general, el traspaso del negocio tampoco está sujeto al ITP, y no tributa, excepto si se transmiten en el traspaso inmuebles o vehículos, que si están gravados por este Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. Por lo que hay que estudiar, en estos casos, la forma del traspaso ya que al tributar por ITP lo que se incrementa es el valor del inmueble o del vehículo; Y en cambio al tributar por IVA al ser un impuesto neutro para el empresario el  importe de este impuesto se deducirá por el empresario sujeto pasivo del IVA.

En los supuestos en los que el propietario del inmueble perciba alguna cantidad por el traspaso del local de negocio, se tributará en IRPF como renta del capital mobiliario, como rendimiento obtenido de modo irregular en el tiempo, y al que se le aplicará la reducción que corresponda según determine la LIRPF.

 

Lecciones aprendidas del contrato de vivienda en alquiler con opción a compra.

Con la llegada de la crisis y las dificultades para acceder a la compra de la primera vivienda, se ha producido un aumento considerable en el número de alquileres en España y a ellos se suma una nueva alternativa.

Los contratos de alquiler con opción a compra son cada vez más frecuentes entre los que desean comprar una propiedad y no cuentan con una situación económica tan holgada y prescinden de interesar un préstamo bancario.

Pero, ¿es alquiler o es compra? Entender esta práctica, que es un híbrido de ambos, puede resultar confusa, más si cabe si tenemos en cuenta que no está regulada explícitamente por el Código Civil.

El alquiler con derecho a compra abre la posibilidad de invertir el dinero que se destina al pago de las rentas a una posible posterior compra del inmueble.

¿Qué es el alquiler con opción a compra y en qué consiste?

De una manera sencilla podemos resumirte que es el pago de la renta considerado como una entrega a cuenta del precio de la futura vivienda en propiedad.

El alquiler de piso con derecho a compra es una fórmula entre las partes del acuerdo, que viene a otorgar una preferencia o exclusiva frente a terceros.

Los contratos nacen para ser cumplidos y pueden celebrarse de cualquier manera, ya que existe libertad de forma.

En este sentido, nos remitimos a lo que dispone el artículo 1.262 del Código Civil y que puedes leer directamente desde Noticias Jurídicas:

El consentimiento se manifiesta por el concurso de la oferta y de la aceptación sobre la cosa y la causa que han de constituir el contrato.

Hallándose en lugares distintos el que hizo la oferta y el que la aceptó, hay consentimiento desde que el oferente conoce la aceptación o desde que, habiéndosela remitido el aceptante, no pueda ignorarla sin faltar a la buena fe. El contrato, en tal caso, se presume celebrado en el lugar en que se hizo la oferta.

En los contratos celebrados mediante dispositivos automáticos hay consentimiento desde que se manifiesta la aceptación.

Se trata de un tipo de alquiler en el que el contrato es doble o mixto.

Esto es así, porque supone la firma de dos subcontratos: uno en el que se establecen las condiciones y cláusulas que afectan al alquiler de la vivienda y otro destinado a plasmar todos los puntos para la opción a compra de la misma.

Consiste en habitar una vivienda en régimen de alquiler durante un periodo de tiempo previamente estipulado en el contrato, para una vez concluido poder acceder al derecho de compra.

Ambas partes se benefician de esta alternativa, por un lado el arrendatario alquila una vivienda sabiendo que puede acceder a una posible compra, y por otra el arrendador porque percibe ingresos y además se ahorra la posible búsqueda de un comprador para su propiedad.

Aunque como hemos dicho, no esté regulado por el Código Civil, sí que está aceptado por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) y por el Reglamento Hipotecario.

No obstante, estas circunstancias hacen que sea más que recomendable contar con el apoyo de un experto abogado civil para la elaboración de dicho contrato, de cara a evitar problemas entre arrendadores e inquilinos.

El Tribunal Supremo define que se trata de “un precontrato, en principio unilateral, en virtud del cual una parte concede a la otra la facultad exclusiva de decidir sobre la celebración o no del contrato principal de compraventa, que habrá de realizarse en un plazo cierto y en unas determinadas condiciones, pudiendo también ir acompañado del pago de una prima por parte del optante”.

¿Cómo funciona un alquiler con derecho a compra?

En las condiciones de dicho contrato, se debe de establecer ciertos aspectos como: las cuotas del alquiler y el porcentaje que se descuenta de este, las cantidades a aportar por el inquilino a modo de garantía o la duración del contrato de arrendamiento, entre otras.

Al no estar regulado por la ley, las cláusulas dentro de estos contratos no siguen un patrón fijo.

Ya sea antes o una vez se cumpla el periodo de alquiler convenido por ambas partes, el inquilino puede manifestar su intención de compra de la vivienda.

Esta decisión se debe exponer o bien mediante acta notarial, que suele ser lo más común, o tal y como se haya pactado en el contrato privado. Por su parte, el propietario también debe aceptar la petición de compra.

¿Cómo hacer un contrato de alquiler con opción a compra?

Llegados a este punto seguro que te planteas, pero ¿cómo hago un contrato de alquiler con opción a compra si no está regulado por la ley?

Si cuentas con el asesoramiento de un abogado, mejor. Son muchos los aspectos a tener en cuenta y como decimos, al no estar contemplado por el Código Civil, pueden ser contratos que se presten a conflictos o confusiones por falta de conocimientos.

Pues bien, antes que nada, debes asegurarte de que en el documento se especifica claramente el precio de la vivienda en caso de compra y el plazo que tiene el inquilino para optar a esta (período de alquiler).

También, debe quedar establecida la mensualidad a aportar para el arrendamiento de la propiedad y, en caso de que proceda, el porcentaje que se descontaría cada mes a modo de inversión para la compra. Así como la posible prima inicial que debiera aportar el inquilino como aval.

De igual forma, las responsabilidades del propietario en relación al mantenimiento de la vivienda durante el tiempo de alquiler.

Nunca firmes un contrato de este tipo sin haber revisado todas las condiciones y consecuencias que pueden derivarse en caso de incumplimiento de alguna de las dos partes.

No olvides que se trata de un contrato doble: uno de alquiler y otro de compra.

¿Cuál es la duración de este tipo de contratos?

No hay un límite delimitado, pero lo normal es que tengan una duración de entre 2 y 5 años. Pero como decimos, no existen límites, pues ambas partes pueden pactar el periodo de tiempo que consideren oportuno y en muchas ocasiones la compra se produce antes de que finalicen los plazos.

Otra cuestión que puede surgir es si el contrato de alquiler se podría prorrogar más allá del tiempo establecido.

La respuesta es sí, pero debería elaborarse otro contrato pues las condiciones ya firmadas habrían variado. Recordamos que no se trata de un contrato de alquiler corriente.

Es importantísimo que en viviendas de alquiler con opción a compra, una vez llegado al término de la duración máxima del contrato, si no vas a ejercitar el derecho a compra y te interese tener una prórroga, preparar un anexo al contrato que no deje lugar a dudas de tu interés.

Precio del alquiler con derecho a compra

Nuevamente, depende de cada caso y de lo que establezca el contrato. Puede darse el caso de que, por la razón de ser de esta práctica, la mensualidad sea superior por la posibilidad de compra. También hay que tener en cuenta las cuantías que se suelen aportan al inicio a modo de aval.

En cuanto al precio de compra de la vivienda, será el pactado y aceptado por el arrendador y el inquilino.

¿Cuánto se descuenta en la compra?

En la firma del contrato, se podrá establecer el porcentaje del alquiler que se descuenta a modo de inversión.

Así, si el inquilino decide adquirir la propiedad, se le restarán las cuantías correspondientes de los meses de renta pagados a la cifra total de compra.

¿Qué ocurre si una vez finalizado el periodo decido no comprar la vivienda?

Puede darse el caso que, a pesar de haber firmado un contrato de alquiler con opción a compra, finalmente el inquilino decida no adquirir el inmueble.

Tal y como su nombre indica, es una opción, no se está obligado a la compra.

El alquiler con opción a compra es temporal ya que exige un plazo.

Las consecuencias pueden variar en función de cada caso y lo pactado entre ambas partes. Sin embargo, antes de tomar esta decisión se tiene que tener en cuenta que todas las cantidades aportadas previa firma del contrato a modo de garantías se perderían, ya que no tiene la misma naturaleza de una fianza o depósito y es ahí donde se puede generar confusión.

Por otro lado, si es el propietario el que decide que no quiere vender el piso, tendrá la obligación de devolver al inquilino el dinero que hubiese aportado a modo de garantía al inicio del contrato. Nuestros abogados recomiendan establecer algún tipo de cláusula penal con derecho a indemnización.

Todo esto puede variar en ciertos aspectos, dependiendo de las cláusulas que incluya el contrato. De ahí que sea recomendable contar con el trabajo de un profesional para su elaboración y asesoramiento en la firma.

¿Qué supone adquirir una vivienda de alquiler con opción a compra?

Aunque explicábamos que el alquiler con derecho a compra es una práctica que puede resultar más que beneficiosa para aquellos que quieren acceder fácilmente a la compra de una vivienda, debes saber que como todo en esta vida, tiene sus ventajas pero también sus inconvenientes y hay ciertos aspectos a tener en cuenta antes de firmar el contrato. Esto afecta tanto a propietarios como a inquilinos.

Ventajas

  • Como ya mencionamos, para el arrendador es una garantía clara de ingresos y de posibilidad de vender de forma sencilla el inmueble.
  • Para los inquilinos, supone una inversión y ahorro de cara a la compra de la vivienda, ya que un porcentaje de las mensualidades (previamente definido en el contrato) se destina al pago de la propiedad.
  • Esta práctica beneficia, sobre todo, a aquellos que tienen dificultades para acceder a créditos, pues es una forma más económica de adquirir una vivienda y desde la firma del contrato ya se establece el precio de la posible adquisición.

 

Inconvenientes

  • Las características de este tipo de contrato hace que los alquileres puedan ser considerablemente más elevados de lo que serían en condiciones normales.
  • Una vez finalizado el período de alquiler, si se declina la compra del inmueble, se pierde el dinero aportado a modo de aval.
  • Desde el punto de vista del propietario, puede darse el caso de que con posterioridad a la firma del contrato, los precios en el mercado se revaloricen, con lo que podría estar perdiendo la oportunidad de sacarle más dinero a la venta.
  • Del mismo modo, también puede ocurrir que, en el momento de la firma del contrato los precios de la vivienda hayan subido. Siendo el inquilino el principal afectado.
  • Un inconveniente para el propietario y beneficio por su parte para el inquilino, es el hecho de que en la primera parte del contrato estaríamos hablando de un régimen de arrendamiento, por lo que es responsabilidad del arrendador hacerse cargo del mantenimiento de la vivienda.

 

Condiciones y requisitos para disfrutar de viviendas en alquiler con opción a compra.

Antes de firmar un contrato de alquiler con derecho a compra, si es que te lo estás planteando, debes de tener en cuenta las condiciones y requisitos que se derivan de esta alternativa y que te explicamos a continuación.

El artículo 397 del Código Civil para el caso de que haya varios copropietarios lo indica bien claro, y es uno de los principales problemas de este tipo de contratos.

Ninguno de los condueños podrá, sin consentimiento de los demás, hacer alteraciones en la cosa común, aunque de ellas pudieran resultar ventajas para todos.

No es suficiente que cuando haya llegado el plazo oportuno para ejercer la opción de compra de vivienda se entienda ejercitada automáticamente, sino que has de utilizar todos los medios para notificar e informar esta intención a todas las partes. Si no hay respuesta o hay negación indicar que quedará consumada la compraventa.

  • En el contrato se deben establecer las cuotas del alquiler, el precio de la vivienda en caso de compra y el periodo de tiempo de arrendamiento.
  • Por ley, independientemente de los plazos fijados, el inquilino puede permanecer en la vivienda bajo contrato de alquiler durante 5 años.
  • El periodo de arrendamiento puede alargarse si así lo aceptan ambas partes, sin embargo, la opción a compra caducaría debido a la modificación de uno de los contratos. (Recordamos que se trata de un contrato doble: arrendamiento y compra).
  • No es obligatorio aportar una prima inicial a modo de garantía, pero es lo más común por seguridad del propietario.
  • Si se producen impagos en las mensualidades del alquiler por más de dos meses, el inquilino pierde su opción y derecho a compra, así como lo que pudiese haber aportado de aval. Se podrá iniciar por parte del propietario la correspondiente demanda de desahucio.
  • La compra de la vivienda puede realizarse antes de que caduque el plazo de arrendamiento.
  • El precio del alquiler puede variar, no así el establecido para la compra.
  • El inquilino tiene prioridad y exclusividad en la compra del inmueble tras la firma del contrato, y por tanto el arrendador tiene la obligación de no cederlo a terceros.

¿Cómo tributa el alquiler con opción a compra?

Otra de las cuestiones que se suelen plantear con más frecuencia en relación a este tipo de contratos es cómo se tributa. El principal problema radica en el paso de un contrato de arrendamiento a uno de compra.

La propia Dirección General de Tributos, en respuesta a una reciente consulta vinculante, viene a caracterizar la adquisición de viviendas de alquiler con opción a compra como “contratos complejos”.

Una vez el inquilino ejerza su derecho a la compra de la vivienda, desde el punto de vista del comprador, esa adquisición pasa a tributar por el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP), que se aplica de manera distinta dependiendo de la Comunidad Autónoma.

Tanto el arrendamiento inicial como la opción de compra están sujetos al Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados

Véase lo que disponen los artículos 7.1.b) y 14.2 de Ley del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados y que puedes leer directamente en desde el enlace de Noticias Jurídicas:

La constitución de derechos reales, prestamos, fianzas, arrendamientos, pensiones y concesiones administrativas, salvo cuando estas últimas tengan por objeto la cesión del derecho a utilizar infraestructuras ferroviarias o inmuebles o instalaciones en puertos y en aeropuertos.

 

Las promesas y opciones de contratos sujetos al Impuesto serán equiparadas a éstos, tomándose como base el precio especial convenido, y a falta de éste, o si fuere menor, el 5 por 100 de la base aplicable a dichos contratos.

En la mayoría de los casos, los contratos de alquiler con opción a compra suelen estar regulados a través del IVA, pero se pueden dar excepciones.

El comprador tiene que tener también en cuenta la base imponible. Esto se refiere al importe total sobre el que debe aplicarse los impuestos. Se puede tomar como base imponible el precio de compra completo de la vivienda o bien el precio menos la prima aportada y el porcentaje de rentas del contrato de arrendamiento.

¿Qué consecuencias tiene una denuncia por no pagar la pensión alimenticia de los hijos por convenio de divorcio?

Aunque caen las demandas de disolución matrimonial, nuestros abogados de familia presentan una de las problemáticas que da una vez se ha producido una separación o divorcio, y es el caso de los impagos de la pensión alimenticia.

Los motivos pueden variar. Hay veces que el factor personal y los problemas derivados de las separaciones, hacen que alguno de los cónyuges no quiera hacer efectiva la pensión. Asímismo, también ocurre que por problemas de solvencia, verdaderamente el responsable de esa pensión no puede hacer frente a los gastos.

Sin embargo, ante ambos casos debemos de tener en cuenta que el pago de las pensiones alimenticias a los hijos es una obligación que, en caso de ser incumplida conlleva una serie de consecuencias que pueden variar entre embargos, multas o, incluso, penas de prisión.

Consecuencias de no pagar la pensión alimenticia

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que la pensión alimenticia es una imposición que se ha dictado bajo sentencia (o por acuerdo en convenio de divorcio o separación) y por tanto es de obligado cumplimiento. Por no decir que afecta a los hijos, menores de edad que dependen económicamente de sus padres.

Partiendo de eso, recogemos lo que dicta el Código Penal: se sanciona a quién deje de pagar durante dos meses consecutivos o cuatro no consecutivos, cualquier tipo de prestación económica que esté reconocida mediante convenio aprobado o por resolución judicial, tanto a su ex conyugue como a sus hijos, en cualquier proceso de separación, divorcio, nulidad del matrimonio, filiación o proceso de alimentos.

Puedes leer en Noticias Jurídicas los artículos de la Ley, y en concreto el artículo 227 del Código Penal:

Que sanciona al que dejare de pagar durante dos meses consecutivos o cuatro meses no consecutivos, cualquier tipo de prestación económica a favor de su cónyuge o sus hijos, establecida en convenio judicialmente aprobado o resolución judicial en los supuestos de separación legal, divorcio, declaración de nulidad del matrimonio, filiación o proceso de alimentos a favor de sus hijos, será castigado penalmente.

 

¿Es delito no pagar la pensión?

Sí, las consecuencias legales de este incumplimiento pueden variar en función de cada caso, pudiendo ser condenado por delito de abandono e incluso llegando a tener que cumplir con penas de prisión.

Consecuencias civiles por no atender la manutención de los hijos

Ante impagos, la parte afectada puede solicitar que el mismo juzgado que dictó sentencia para establecer las condiciones de la pensión, emprenda un procedimiento civil.

En este punto, debes saber que las consecuencias que se pueden derivarse, surgen sin tener en cuenta la solvencia o los motivos de han llevado al responsable a no hacer efectivos los pagos. Ante estas circunstancias, lo más recomendable es llegar en primer lugar a un acuerdo entre ambas partes de cara a que se aplacen los pagos o se reduzcan las cuantías de las mensualidades. Solo ten en cuenta que tendrás que demostrar y presentar pruebas que justifiquen tu situación.

En caso de no llegar a un acuerdo o, de que los impagos se hayan producido de manera voluntaria y reiterada, la forma de cobrar esas mensualidades pendientes será a través de embargos de nóminas, cuentas o bienes del deudor.

Esta vía de reclamación solo afecta a bienes patrimoniales.

¿Pueden embargarme la nómina por no pagar la pensión alimenticia?

Ante posibles embargos, podemos pensar que se sigue la misma legislación que en cualquier otra circunstancia de impagos, pero no es así. El Artículo 607 de la Ley de Enjuiciamiento Civil especifica que hay un mínimo inembargable, que coincide con el salario mínimo interprofesional. Sin embargo, cuando se trata de impagos en las pensiones alimenticias, este aspecto no se tiene en cuenta. Así, un juez puede determinar que el progenitor siga pagando las mensualidades pactadas aún cuando éste reclame que su salario es insuficiente.

Desde Noticias Jurídicas puedes leer los artículos de la Ley de Enjuiciamiento Civil, y en concreto, el artículo 608 que establece que:

Lo dispuesto en el artículo anterior no será de aplicación cuando se proceda por ejecución de sentencia que condene al pago de alimentos, en todos los casos en que la obligación de satisfacerlos nazca directamente de la Ley, incluyendo los pronunciamientos de las sentencias dictadas en procesos de nulidad, separación o divorcio sobre alimentos debidos al cónyuge o a los hijos o de los decretos o escrituras públicas que formalicen el convenio regulador que los establezcan. En estos casos, así como en los de las medidas cautelares correspondientes, el tribunal fijará la cantidad que puede ser embargada.

la Ley establece la inembargabilidad del salarios, sueldos, pensiones, retribuciones o equivalentes en la cuantía del salario mínimo interprofesional en base a la dignidad a la persona y la protección a la familia, asegurando un mínimo para la subsistencia del deudor y su familia.

En el supuesto de que haya otro tipo de embargos, junto con el correspondiente por no pagar la pensión alimenticia, no es que haya preferencia para no embargar unos antes y otros después, sino que la Ley establece así establece la inembargabilidad por estos conceptos.

¿El incumplimiento de pago de pensiones alimenticias tiene como consecuencias penales, multas y cárcel?

Si no se ha llegado a un acuerdo entre ambas partes o no hay indicios de que el deudor no pueda hacer frente a los pagos, la parte afectada estará en todo su derecho a interponer una demanda o denuncia para el pago de las pensiones alimenticias debidas.

Lo que se sanciona, sino la deliberada falta de cumplimiento de una obligación impuesta por resolución judicial y cuyo contenido afecta a los deberes esenciales respecto de las personas con las que se tiene relación paterno-filial y con las que se tiene o ha tenido relación conyugal

Para que se considere el delito de abandono de familia, tiene que existir una voluntariedad.

No pagar la pensión, sea por el motivo que sea, puede llevarte a prisión, por lo que hay que tener mucho cuidado. La pena por no pagar la pensión alimenticia puede variar de 3 meses a 1 año de prisión o al pago de una multa de 6 a 24 meses de las mensualidades.

Además de cumplir con la pena que se le haya impuesto (prisión o multa), el deudor tendrá la obligación de cumplir con los pagos de las mensualidades desde la fecha de la denuncia hasta la celebración del juicio. Resaltar que la multa económica va a las Arcas del Estado y no al denunciante.

Además de la condena por abandono de familia, la multa puede oscilar los 3 o 4 euros diarios por un tiempo mínimo de seis meses.

Otra de las consecuencias que se pueden derivar y deben tenerse en cuenta, es la figuración de antecedentes penales derivados de estas circunstancias.

¿Dónde presentar una denuncia por impago de pensión de alimentos de los hijos?

Esta cuestión no está exenta para los abogados penalistas, ya que en alguna ocasión se ha planteado dudas acerca de la competencia judicial, es decir, ¿en dónde tengo que presentar la denuncia por impago?

Aquí tendremos que diferenciar básicamente, que exista o no convenio de divorcio.

Sobre este extremo hace mención el artículo 1.171 del Código Civil:

El pago deberá ejecutarse en el lugar que hubiese designado la obligación.

No habiéndose expresado y tratándose de entregar una cosa determinada, deberá hacerse el pago donde ésta existía en el momento de constituirse la obligación.

En cualquier otro caso, el lugar del pago será el del domicilio del deudor.

Si existe no habrá problema porque el delito de impago de pensiones es un delito de omisión y la competencia viene determinada por el lugar donde debe cumplimentarse la obligación, y que está fijado por convenio o resolución judicial.

En caso contrario, si no existe será el domicilio de quien debe de recibir las cantidades adeudadas.

No quiero pagar la pensión de mis hijos

Con independencia de las diferencias entre separación y divorcio, cuando hay hijos de por medio, siempre suele haber problemas a la hora de establecer a cuánto alcanzará la mensualidad de la manutención de estos.

La conocida como pensión alimenticia debe ser abonada por los progenitores a sus hijos hasta que estos alcanzan la mayoría de edad o, hasta que por temas de estudios, dependan económicamente de sus padres.

El pago de la pensión deberá abonarse hasta que sean “económicamente independientes”, aunque esto tiene sus matices.

A los propios problemas para llegar a un acuerdo entre cónyuges, también se suma la crisis económica, que ha aumentado el número de despidos y reducido considerablemente los salarios.

Sin embargo, esta última cuestión no debería ser una justificación para librarse de pagar la pensión alimenticia, pues se puede solicitar una modificación de medidas para que se reduzca la cantidad asignada.

Cómo comentábamos, más vale andarse con ojo. Los impagos involuntarios de la manutención, traen consigo consecuencias que pueden ser civiles o penales, dependiendo de si la parte afectada interpone una demanda.

No puedo pagar la pensión de mis hijos

No obstante, como comentábamos al inicio de este artículo, los impagos a veces se producen porque el progenitor no puede hacer frente a los gastos debido a falta de ingresos o a que estos son insuficientes. Y ante esto, ¿cómo se puede actuar para que no haya consecuencias legales? Porque no es lo mismo no pagar por no querer, que por no poder.

Las consecuencias que se derivarían de estas circunstancias, serían únicamente civiles. Es decir, se embargaría lo necesario para cubrir la deuda, siempre y cuando se demuestre que el denunciado no puede afrontar el pago de la pensión por falta de ingresos.

Aunque en este caso no existiría delito, el progenitor responsable de la manutención no puede ni debe quedarse de brazos cruzados y pensar que con demostrar su insolvencia es suficiente para justificar los impagos. Lo más recomendable es solicitar al juzgado que dictó sentencia sobre la pensión, que se abra un procedimiento de modificación de medidas, alegando cambios en la situación económica y/o personal.

¿Qué es la modificación de medidas?

Se trata de un procedimiento judicial mediante el que se solicita al juez una reducción en la pensión alimenticia, argumentando cambios en las circunstancias del responsable de esos pagos que le impiden hacer frente a las mensualidades. La modificación es permanente.

Estos cambios se pueden establecer de mutuo acuerdo entre ambas partes o por vía judicial. Se han dado casos en los que se ha absuelto a progenitores de abandono familiar tras declararse insolventes.

¿Qué puedo presentar como pruebas para que modifiquen la cuantía de la pensión?

Los motivos por los que se suele solicitar con más frecuencia la reducción de las manutenciones son: haberse quedado en paro, recortes en el sueldo o haber tenido otro hijo en una nueva relación.

Debes tener en cuenta que, todo lo anteriormente comentado puede variar en función de cada caso. Es difícil determinar el dictamen de un juez. Igual que puede aceptar la modificación de medidas, puede considerar que los argumentos presentados por el responsable de los pagos no son suficientes, independientemente de que sus ingresos se hayan visto reducidos.

Por ejemplo, situaciones como existencias de hipotecas o préstamos no se considerarán causas justificadas.

¿Cuándo se puede denunciar por impago?

Si nos fijamos en el caso de la parte afectada, desde que se produzcan los impagos (2 meses consecutivos o 4 no consecutivos), se puede y se debe proceder a reclamar. En este punto, es clave contar con el asesoramiento de abogados penalistas.

En las únicas circunstancias en las que un abogado puede recomendar que se reclame por vía civil y no penal es en las que se tiene completa certeza de que el deudor en cuestión no tiene ingresos o bienes propios.

Es cierto que el proceso se puede alargar si optamos por esta vía, pues hay que dejar un tiempo para que el acusado demuestre su insolvencia. Pero en los casos en los que no se paga por falta de ingresos, no hay otra opción.

Por el contrario, si los impagos son voluntarios, se abre paso a la vía penal. La parte afectada deberá presentar una denuncia en la Policía o en el Juzgado de Guardia aportando la sentencia que establece el pago de la pensión alimenticia. No es obligatorio contar con un abogado para realizar la denuncia, pero sí que es aconsejable.

¿Cuánto tarda en salir un juicio por impago de pensiones?

En alguna que otra publicación hemos hecho mención al tiempo que tarda en salir una fecha de juicio, con independencia del tema en cuestión.

Es recomendable no hacerse a la idea de que esto es tan rápido como poner una denuncia por impago de pensión alimenticia y a las dos semanas ya tener una resolución judicial.

Nos podemos ir fácilmente a varios meses hasta que tengamos fecha de la celebración del juicio.

 

¿Mejorará la experiencia de usuario con el cambio de LexNET Abogacia a LexNet Justicia? [OPINIÓN]

Como ya deberías de saber, desde el próximo día 31 de marzo de 2016 dejará de estar operativa la plataforma Lexnet habilitada por el Consejo General de la Abogacía y ubicada en su sitio web para mudarse al portal adaptado por el Ministerio de Justicia.

Aunque el objetivo de Lexnet no se modifica, sí conviene poder recordar las sesiones formativas de las primeras conferencias que se impartía por parte del equipo del Consejo General de la Abogacía para informar de las nuevas normas para todos los actores quienes estaban obligados a participar en las comunicaciones con la Administración de Justicia.

No sorprendía encontrarse con compañer@s que no estaban familiarizados con las nuevas tecnologías, pero desde el pasado 1 de enero de 2016 ya no tenían excusa para “renovarse o morir” en esta nueva tarea.

Debemos de reconocer, que aunque ya tuvieses una cierta destreza en plataformas de comunicación, siempre tienes que adaptarte a los nuevos formatos, y todo ello no exento de las polémicas que existieron respecto de los certificados, el carnet de colegiado, uso de Windows o iOS (Mac), las actualizaciones Java y un sinfín de problemas que se nos presentan a diario.

En poco más de un año de uso, nos tendremos que trasladar a una nueva plataforma y ahora es cuando los profesionales tendrán que adaptarse nuevamente.

¿Qué es Lexnet?

Lexnet es la plataforma, de reciente creación (habilitada el 1 de enero de 2016) para facilitar las labores de comunicación de los profesionales del Derecho, con la Administración de Justicia.

Desde un sector tan conservador como es el legal, tecnológicamente hablando, hay que reconocer que ha facilitado mucho la labor de comunicación, especialmente en grandes ciudades, y siempre que no fuese necesario la contratación de los servicios de procuradores, se perdía el tiempo sobremanera en desplazamientos.

¿Cómo acceder a Lexnet AHORA?

Ahora, para poder acceder a la plataforma Lexnet Justicia tendrás que acceder por medio del siguiente enlace 

Como hemos mencionado anteriormente, desde el mismo día 31 de marzo el portal Lexnet Abogacia dejará de funcionar e imaginamos que también lo hará el soporte que desde estas líneas felicitamos por gran atención y servicio han prestado en momentos de incertidumbre o de actualización.

Ahora será el nuevo equipo de soporte el que se encargará de tramitar cualquier tipo de incidencia que pueda estar relacionada con la plataforma, y confiamos que este cambio pueda sino mejorar, al menos mantener el eficaz servicio prestado.

¿Cómo instalar Lexnet AHORA?

Simplemente tendrás que acceder a la URL indicada anteriormente para empezar a navegar. Recuerda tener conectado tu carnet de colegiado a tu dispositivo lector de tarjetas electrónicas.

¿Habrá diferencias de utilizar sistemas operativos de Windows o IOS Mac?

Al parecer todo seguirá como hasta la fecha. Google Chrome no permite el acceso a Lexnet desde un ordenador Mac, por lo que tendrás que utilizar otras aplicaciones como Mozilla. Desde el enlace podrás descargarlo si no lo tienes.

Desde Windows podrás acceder sin problemas.

Pros y Contras de Lexnet Abogacia a Lexnet Justicia.

En esta cuestión, nos gustaría que sean los propios profesionales los que vayan aportando sus valoraciones.

A título particular, podemos dar la siguiente valoración, y que es previa al normal funcionamiento de Lexnet Justicia.

PROS: Dentro del plan de mejora de Lexnet Justicia podemos indicar la amplicación de capacidad a la hora de adjuntar documentos, lo que presumiblemente nos evitará algún que otro viaje para presentar dichos documentos a registro.

Dicha ampliación de capacidad pasa de 10Mb a 15Mb.

Además, parece que la navegación a la hora de seleccionar la opción interesada de los desplegables, aparentemente tiene una duración de carga de página inferior a Lexnet Abogacia.

Nos gusta también que se  pueden meter otro tipo de formatos que antes no estaban habilitados, como por ejemplo el formato png.

CONTRAS: El diseño de la nueva plataforma de comunicación no nos gusta. Imaginamos que será cuestión de acostumbrarse con el tiempo, pero Lexnet Abogacia apostó por un diseño que facilitaba mucho la experiencia del usuario a la hora de sus desplegables.

Imaginamos que con el tiempo el diseño gráfico del portal podrá adaptarse a las mejorar visuales de los usuarios. 

Nos encantará conocer tu experiencia sobre tu usabilidad de Lexnet y que mejorarías de ella.